Egresado de Universidad Americana se ratifica en que fue censurado

Thomas Valenzuela, egresado de comunicación de la Universidad Americana, participó como invitado en el programa Acción Radio, trasmitido por la 1300 AM, para hablar sobre el caso de censura que sufrió en la mencionada universidad privada, donde debió pronunciar un discurso como mejor egresado en el acto de graduación realizado el martes 17 de noviembre.

Las autoridades de la universidad habían solicitado en principio que les remita el discurso para poder revisarlo, realizando luego una devolución con fragmentos cortados y omisión de las críticas realizadas al gobierno. En cambio, Valenzuela rechazó las «ediciones» y se ratificó en que lo presentaría de manera íntegra. Sin embargo, ante la advertencia de que no podía hacerlo, decidió retirarse y no participar del acto.

«El Dr. Juan Beranger, rector de la UA, cometió un claro hecho de censura. No pude leer el discurso, ya que las autoridades de la UA consideraron el discurso desubicado para la Academia», expresó. Entre otros aspectos, el discurso saludaba la lucha universitaria del movimiento UNA no te calles, las irregularidades cometidas en el proceso contra los campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, criticando a los grandes medios de prensa y repudiando la reivindicación del stronismo de parte del presidente Horacio Cartes.
Valenzuela vive actualmente en Buenos Aires, donde está cursando la carrera de cine, y vino al país solo para participar del acto.

Por su parte, el rector Beranger dijo a la prensa que «no hubo censura», sino que se realizó un pedido de que el discurso «represente a todos los estudiantes», pero que no hubo acuerdo sobre un texto que contenía «una férrea posición personal». Insistió en que el discurso estaba fuera de lugar para un acto de graduación y ejemplificó la situación que ocurriría si una persona habla de cosas que no corresponden en un funeral.

A continuación reproducimos el contenido íntegro del discurso

Buenas tardes a todos los presentes.
Hoy nos reunimos para poner fin a una etapa académica, y para poder encarar otra como ciudadanos y sobre todo como seres humanos.
Paraguay hoy sigue siendo un país en el que acceder a la Universidad es un lujo y un privilegio de muy pocos, pero ni siquiera esto sólo se dá en instituciones privadas, la universidad pública, que lleva ese nombre en vano, es el claro ejemplo de que nuestro Estado aún no ha decidido apostar a la educación como uno de los caminos, no el único, para generar inclusión; nuestras universidades públicas aún siguen cobrando aranceles, eso es un verdadero robo y una cachetada a los ciudadanos.
El lema UNA NO TE CALLES, que desde hace meses viene ocupando espacios de lucha en nuestro país, es el ejemplo concreto de que sólo a través de la movilización constante, se pueden motivar verdaderos cambios estructurales, y revertir el daño inmenso que se está ocasionando a nuestro país. UNA universidad pública y gratuita de verdad, es lo que este país debe exigir, y lo digo desde mi condición de paraguayo privilegiado al acceder a una educación privada, educación privada que excede las realidades económicas de nuestro pueblo. Si bien soy un privilegiado, también eso se debe a que mis padres, como en tantas miles de familias paraguayas, debieron migrar del país en busca de trabajo. Ellos son parte de los miles de expulsados económicos de un Estado que no integra a sus ciudadanos, y que cada vez excluye más, también hay que sumar a los expulsados políticos, sólo por pensar diferente, a los expulsados campesinos que por culpa de la fumigación y el monocultivo extensivo deben abandonar sus territorios, los pocos que lo tienen, así también, y en ese grupo me encuentro yo, los expulsados académicos, que debemos migrar por no tener la posibilidad de formarnos en otras ramas consideradas por nuestro Estado como poco competitivas o peligrosas, la creatividad es un arma de reivindicación que a los oligarcas y a la política tradicional no conviene.
Por eso el Paraguay sigue siendo el único país de Sudamérica que no cuenta con una ley de Cine y una carrera universitaria pública sobre dicha profesión, expresión artística que reivindica realidades y que masifica expresiones culturales, que narra qué y quienes somos; así mismo hay otras carreras que aún no son consideradas aptas, entonces, si uno quiere dedicar su vida a la construcción artística, debe migrar, con todo lo que eso implica.
Es prioritario para nosotros como egresados de las diferentes carreras, asumir un rol no desde un lugar superior, como nos quieren plantear a veces, sino desde un lugar comprometido con nuestra gente, con el pueblo, somos parte de los pocos que podemos acceder a una formación universitaria, hagámonos cargo de dicha responsabilidad, dejemos de alimentar las ideas individualistas que sólo terminan beneficiando a uno pocos, los mismo de siempre, si fuese así, terminaríamos siendo bufones con título, al servicio de quienes no piensan en nosotros.
Pertenezco al grupo de egresados de Comunicación, y me parece vital expresar que debemos entender el caótico momento que atraviesa los medios masivos, encabezados desde grandes monopolios guiados en intereses económicos de sus propietarios, los Zucolillos tendencian la información de manera tal a distraer y generar opinión pública en la dirección que más conveniencia genere a sus negociados.
Como trabajadores de la comunicación, debemos ser férreos defensores de la información, entendiendo por esto, pelear contra las grandes estructuras, informando sobre todo aquello que es ocultado a la ciudadanía, y no siendo parte del cerco mediático que manipula todo y termina invisibilizando los verdaderos problemas que enfrenta el campo popular, es decir, todos nosotros.
Además, es bueno recordar que la comunicación no es un ejercicio de pocos, es un trabajo de todos, informarnos, permite sacarnos la venda con las que pretenden mantenernos mansos, para arrearnos como ganado, algo que siempre han hecho las clases políticas tradicionales, como la ANR, el PLRA entre otros, estos en compañía de la oligarquía y el capital transnacional, son los que expolian a nuestro pueblo, insisto, a nosotros. Claro ejemplo de esto las muchas situaciones de compras de votos en las elecciones de intendentes, llevadas a cabo el domingo reciente.
Y en este momento hago un parate…
Estar hoy parado frente a ustedes no es para decirles que todo está perfecto, y simular una ilusión de que por obtener un título la vida va a mejorar, estar hoy frente a ustedes me interpela como ciudadano paraguayo migrante, a ver que en nuestro país están sucediendo cosas terribles que no se conocen.
Tengo que decirles las cosas de las cosas que los grandes medios ocultan, contarles que desde el retorno de nuestra democracia, demasiado incipiente aún, se han asesinado de forma selectiva a más 120 líderes campesinos, sólo porque defendían un pedazo de tierra del Estado para sus familias, tierra que les pertenece, que nos pertenece, pero este Estado terrorista, en venia con las mafias de la soja, la ganadería y el narcotráfico, los expulsa de sus tierras, y si estos no quieren irse, los encarcelan o los asesinan.
Hoy les pido solamente un poco de empatía, hoy les toca a ellos, pero vienen por todos, y si no reaccionamos mañana puede ser muy tarde.
Gracias por su atención, y no puedo irme sin decir que sigamos pidiendo la Libertad a las presas y presos políticas del caso de la Masacre de Curuguaty. Nulidad a ese sinsentido jurídico. Libertad a todos los presos por luchar! Si el campo no es del pueblo, no debería ser de nadie.
Basta de la reivindicación del pasado Stronista, Stroessner fue un asesino y torturador, como paraguayos deberíamos estar exigiendo que Horacio Cartes se retracte, es un avergüenza ante la comunidad internacional reivindicar a un tirano.
Por Memoria Verdad y Justicia!
Muchas gracias!

Comentarios

4Comentarios

  • Avatar
    jc
    20 noviembre, 2015

    BRILLANTE exposicion,, deberia haber sido el orgullo de cualquier Universidad, pero aqui la Universidad AMERICANA lo CENSURA.!!….mostrando al publico Paraguayo la verdadera ESENCIA de esta seudo Universidad que solo produce EGRESADOS al servicio del imperio y el gobierno AMIGO reinante..todo tranqui y si te rebelas …!!..no EGRESAS y no HABLAS.!!…

  • Avatar
    Benji
    20 noviembre, 2015

    Como periodista y abogado este muchacho debería medir sus palabras y entender que hay un momento y lugar para todo. Como estudiante universitario (y mejor egresado!) también debería abordar las problemáticas de una manera más académica. Francamente, me parece lamentable que un licenciado tenga que recurrir a discursos sensacionalistas y fuera de lugar para que la gente tome conciencia sobre causas sociales. Los académicos publican investigaciones o diseñan proyectos y siempre deben tener una postura sobria e imparcial. Si tanto quiere ser un caballero de la justicia social, entonces que lo haga con la ciencia y a traves de las plataformas adecuadas.
    Respecto al discurso… creo que este muchacho entendió mal lo que significa dar el discurso como mejor egresado. Al mejor egresado se le da el privilegio de representar a sus colegas, no es un premio para tener 5 minutos de fama y decir lo que a uno se le cante. Muchas universidades revisan los discursos de sus alumnos. En EUA las universidades como Harvard y Yale no tienen discursos de alumnos en su graduación y simplemente invitan gente famosa a dar unas palabras.
    Dicho todo esto… creo que la Americana igual le hubiese permitido al alumno dar su discurso o al menos permitirle tener una entrevista con la prensa mas tarde para compensar.

    • Avatar
      maria
      21 noviembre, 2015

      Cualquier lugar y tema, es valido…don Benji el mundo ha cambiado no hay reglas para decir lo que el corazon siente y desea…expresar gracias

  • Avatar
    Wolfgang Streich
    20 noviembre, 2015

    Esta es una cuestión bastante común en las Universidades privadas, desde todo tipo de trabas para la formación de centros de estudiantes, amenazas si uno hace algún tipo de declaración negativa a la prensa, hasta ponerte un guardia de seguridad en el evento de graduación que te amenaza antes de ingresar al podio.

Publicá tu comentario