Dudan de la voluntad de “diálogo” expresada por el gobierno

Ariel Vera, miembro de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), dialogó con el programa Acción Radio del CEPAG, trasmitido por Fe y Alegría 1300 AM, sobre la movilización de los estudiantes secundarios que se realizará el próximo viernes 18 de setiembre, a la cual también se adhirieron los universitarios. Sobre la prohibición que le impuso el juzgado de concurrir a lugares donde exista aglomeración de personas, manifestó que es una clara medida represiva que busca frenar el crecimiento del movimiento estudiantil.

Vera se encuentra imputado por perturbación de la paz pública por haber participado de una manifestación realizada el año pasado dentro de las oficinas del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) en reclamo de mayor inversión para el sector educativo y donde también habían solicitado una audiencia con la ministra Marta Lafuente, quien no los recibió.

Destacó que, a pesar de los amedrentamientos y persecuciones, se registre este resurgimiento del movimiento estudiantil con una marcha que se anuncia será multitudinaria y que también cuenta con el apoyo de los padres de familia y de organizaciones docentes, además de varias instituciones del interior del país que realizarán una sentata en solidaridad y apoyo a las reivindicaciones de la marcha que se realizará en Asunción.

Respecto al anuncio de la apertura al diálogo de parte del gobierno, dijo que hace un año y medio se estableció una mesa entre los estudiantes y la ministra Lafuente, sin que hasta ahora se haya obtenido un resultado concreto. En este sentido, dijo que no hay un verdadero diálogo y que el canal se abrió solo para legitimar medidas unilaterales sin que exista verdadera participación e incidencia del sector estudiantil en el diseño de la agenda educativa.

La movilización está convocada para este viernes 18 de setiembre a las 8:00 horas en la Plaza Italia. A las 10:00 realizarán una marcha hasta la sede del MEC para dejar el proyecto que marca algunas líneas para el mejoramiento del sistema educativo, entre las que se encuentra la exigencia de que se invierta al menos el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) en el sector educativo, tal como recomienda la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco. (Actualmente se invierte menos del 3% del PIB en la educación). De allí se dirigirán a la plaza del Congreso, donde culminará el evento.

Las reivindicaciones de la movilización son una educación de calidad, los kits escolares, almuerzo escolar, mejor infraestructura, capacitación a docentes y jubilación para profesores de institutos privados.

 

 

Comentarios

1 Comentario

  • Avatar
    Carlos D. Giacomuzzi
    17 septiembre, 2015

    Por cuestiones de imagen, el gobierno dará muestras de aceptar el diálogo, que no significa que haya voluntad política de cambiar un sistema anacrónico, obsoleto, perimido que destruye año tras año, las mentalidades creativas de nuestros chicos, convirtiéndoles en seres anodinos, manipulables, o como decía Pink Floyd, «otro ladrillo más en la pared». Tienen razón en dudar y en desconfiar de las reales intenciones de fondo del gobierno. De hecho por cobardía, por mediocridad y conformismo, nunca han cambiado un sistema educativo, que está reconocido por todos como desfasado y mediocre.

Publicá tu comentario