Dos miradas sobre Curuguaty desde el cine colectivo

DZIGAPY! es un movimiento artístico que construye obras anónimas o colectivas de contenido social. Las dos primeras realizaciones tienen como temática la masacre de Curuguaty: «Sin felicidad» y «las imágenes también mueren». Con el anonimato cuestionan «la figura aristocrática del autor».

A fines del año pasado se conforma la plataforma de acción DZIGAPY!, movimiento cuyo primer video manifiesto es “Sin felicidad”, un corto documental ensayo que aborda con un lenguaje poético la masacre de campesinos y policías del 15 de junio de 2012 en Curuguaty, Paraguay, por un conflicto de tierras. El mismo puede apreciarse más abajo.

A través de dicha plataforma disponible en You Tube, los artistas pueden exponer sus trabajos sin autoría. Esto, debido a que el movimiento artístico que lleva adelante esta plataforma entiende al cine como algo colectivo.

“DZIGAPY!” , es un juego de palabras que hace referencia por un lado (DZIGA) a Dziga Vertov, el director soviético creador del “Cine ojo”, y por otro (PY) a Paraguay, y en conjunto suena en el jopara guaraní-castellano, tan extendido en Paraguay, como “fuera!”, explica uno de los artistas anónimos. “Es contestatario, fuera todos!, queremos mostrar otras imágenes, otras miradas”, dice.

El segundo video publicado por la plataforma es “Las imágenes también mueren”. También aborda el caso Curuguaty y se puede ver al final de este artículo.

Respecto al estilo de los materiales publicados, indican, es una búsqueda de equilibrio del contenido y la forma, para un tema delicado y reciente. “También es una respuesta a la comunidad audiovisual local que da la espalda a estos temas”, resaltan y aseguran además que no solamente desde lo noticioso o informativo se puede abordar un documental social.

Mayo francés

Ya en Francia en el 68′, durante el Mayo francés, bajo la denominación de Grupo Dziga Vertov, varios cineastas europeos hicieron films con posturas políticas sobre su tiempo. Estaba integrado entre otros por Jean-Luc Godard, Jean Pierre Gorin, Armand Marco y Jean Henri Roger*.

“Es preciso que nosotros, cineastas, nos situemos históricamente, y no en cualquier historia sino, ante todo, en la historia del cine”, decía Godard. Su voluntad de hacer películas anónimas o a través de un dispositivo colectivo de enunciación nace de una necesidad de cuestionar la figura aristocrática del autor, de la concepción individualista burguesa del uso de la cámara y de hacer cine con personas que no son cineastas.

Cómo participar

Los artístas del ZIGAPY invitan a la gente a participar de la construcción colectiva, y a utilizar la plataforma para expresarse con la única condición de firmar con DZIGAPY! y poner fecha de publicación. “Nada más, no director, no guión, ningún rol. Y se puede remixar todo. Es bien guerrillero”.

Si alguien tiene un corto o largo que quiera exponer a través de la plataforma, puede enviar el link a dzigapy@gmail.com. Luego se le envía las cortinas para cerrar el material y eso lo anexan a su video para terminar subiéndolo al canal.

Servidor de imágenes para uso colectivo

Próximamente se habilitará un servidor de videos, para que la gente descargue los brutos (imágenes) y pueda armar su obra.

Además otros podrán enviar sus imágenes para que el colectivo pueda generar obras derivadas.

“Por ejemplo, hoy día se registran marchas, huelgas, festivales o cualquier video casero de una hoja seca bajo el sol, todo sirve, y permiten articular discursos audiovisuales”.

* Jean Luc-Godard y el Grupo Dziga Vertov, publicado en Blogs&docs

Comentarios

Publicá tu comentario