Don Laureano: «“La yvy ko ñande sy guasu, todo el tiempo ñanemokambúta”

El asentamiento de Don Laureano, en Ybypÿta, Curuguaty, es uno de los tantos lugares donde los campesinos se encuentran con los latifundios de Blas N. Riquelme.

Enfrentamietno entre policías y campesin sin tierra en Estancia Morombi de Curuguaty

“La yvy ko ñande sy guasu, todo el tiempo ñanemokambúta”, dice Don Laureano, de 51 años, con 11 hijos, frente a su improvisado rancho de Ybypyta, en Curuguaty.

Don Laureano oma’e yvy karai Blas N. Riquelme ojepopiaovaekuére ha ojejukahaguepe once iñanguiru chokokue. Laureano oikoteve yvyre omantene aguä mita kuérape. “Umi gente (Riquelme ha itembiguay kuera) ñande ñapytï ñanandyre», he’i upéi, oñemonguetáramo E’a ndive. Oma’e mombyry Don Laureano ha upéi ohechauka la iñasentamiento, pe yby oñorairoare.

Los niños con el torso y los pies desnudos juegan en ese terreno aplastado de arcilla, casi páramo, señal inconfundible de haberse utilizado antes para la soja transgénica.

Riquelme oñemomba’eCerca cien mil hectáreare oñemombae. Ha upéa rupi heta ñande gente omano upépe. Ache ha chokokue paraguayo. “Mbae ojapópata ñande hegui”, se pregunta Laureano. “Oreñapytï ñanandyre (con órdenes de captura, libertad condicional), ore encarcela ha orejukapase fusil-pe tëra veneno-pe. Upea amaliciami la ojaposéa orerehe”, he’i.

Unas carpas a la vera del latifundio recuerdan que la lucha por la tierra no terminará con las ejecuciones; una bandera paraguaya ondea vibrante con estos vientos extraños de Agosto y las fotos de los campesinos muertos, como en un memorial. Es el cuadro país en el campo. La gente apostada en los arrabales de las ciudades pueblo, la gente que resiste en el campo encarpada a la espera de un lotecito para vivir y cultivar. En el corazón una bandera tan efímera como el amor de primavera y un guaraní que recorre las venas de nuestro pueblo como bastión ineludible de resistencia. Es la historia del pueblo, es la historia del guaraní

Comentarios

Publicá tu comentario