Don Félix oheja mba’apo guasu guaranipe guarä

Intuyó que sin literatura su lengua materna pronto moriría, y comenzó a escribir libros casi con desesperación. Oheja ñandéve hetaiterei  kuati’a ñe’e ko’äga ojepurúva imbarete haguä guarani.

 

 

Félix de Guarania. Fuente: guaraniete.blogspot.com

Las izquierdas paraguayas, la de los partidos y las organizaciones sociales, no han escapado, igual que ideologías políticas y organizaciones de otras tendencias, del pensamiento colonial.  Un pensamiento que, abierto pero sobre todo ocultamente, negó toda cultura que no viniera de la matriz eurocéntrica. Condicionados por el marxismo, hijo del pensamiento euro-centrado y occidental, muchos dirigentes e intelectuales de izquierdas negaron –muchos lo siguen negando- el pensamiento de los pueblos originarios de este país por considerarlo inútil para la abstracción. Con esto, negaron también la lengua que viene de uno de esos pueblos, el guaraní. Y si lo usaban, era solo a los efectos utilitarios de comunicarse con las “masas” campesinas para construir el “partido revolucionario”. Más en los espacios de poder, era marginado.

Péro oï va’ekue tapicha ha kuña azu guive  ndo úi va’ekue pe vyro hérava “pensamiento colonial”. Sa’i va’ekue hikúai. Pe sa’i apytépe oï omimbi va’ekue tataicha. Che che mandu’áta ápe mokoïre: José Asunción Flores ha Félix de Guarania-re. Ha aha’ita peteïrente: Don Félix-re.

Mientras muchos de sus camaradas e intelectuales de izquierdas denostaban formal o subrepticiamente contra el “retrasado pensamiento indígena y su primitiva lengua” (tal el embuste con el que todos fuimos educados por el eurocentrismo colonizante) Don Félix tomó su pluma y empezó a escribir en guaraní, casi con desesperación, sobre miles de hojas de papel. Una aparente angustia y lucidez a un mismo tiempo que lo llevó, según algunos, a escribir alrededor de 85 libros. Mi opinión es que, en  un fogonazo de conciencia, vio el destino de su lengua: “…Dentro de 50 años el guaraní será un recuerdo si no se cuida…”, había dicho en un discurso con el cual agradecía una condecoración, en julio de 2009. Ha ko’ápe ndo javyi kuri, chéve guarä, Don Félix. Ñane ñe’e guaraní ko oñe ñe’e heta gueteri, péro noï poräi koaga hína: sigue desprestigiado, sigue sin poder entrar en los espacios de poder, aunque lo está intentando; si en las próximas décadas no logra prestigiarse; si no logra ingresar en los espacios de Poder y  ser hablado desde el Poder, desaparecerá rápidamente, hasta convertirse en una lengua de museo. Pienso que esta posibilidad angustiante lo llevó a escribir como si tuviera en si al demonio.

Ko siture –ko guaraní noï poraï haguére- oikoite ñane mandu’a ko árape Don Félix-re, pe ñembo’e ohejáva ñandevere: podemos desobedecer el pensamiento colonial producido en nosotros por nuestros amos y aceptarnos como hijos de una mezcla de culturas que nos han legado dos idiomas que pueden convivir juntos, desarticulando el embuste de que el guaraní es inferior al castellano, y disfrutando al hablar de  ambas lenguas.

Kóa chéve roguarä mbo’e guasu ohejáva ñandéve karai Don Félix de Guarania, cuyo poderosos alma y pensamiento fueron bilingües.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.