Docentes repudian “jugosos beneficios” de los militares

Trabajadores de la educación realizan protesta contra el veto del presidente Horacio Cartes  al proyecto de ley que otorgaba mejoras jubilatorias al sector. También reclaman un plan de capacitación nacional. 

Protesta de los docentes frente al Ministerio de Hacienda. Foto: Gentileza.

Los docentes cuestionan que mientras se les niega una jubilación digna, los militares reciben «jugosos beneficios». Foto: Gentileza.

Docentes agremiados en la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay –Sindicato Nacional (OTEP-SN) se encuentran realizando una protesta frente al Ministerio de Hacienda en repudio al rechazo de las mejoras jubilatorias que reclaman los docentes. Apuntan como uno de los principales responsables del rechazo al ministro de Hacienda, Germán Rojas, quien sostuvo que la nueva normativa agravaría el déficit de la caja fiscal.

Los docentes repudian que mientras se les niega una jubilación digna, los militares reciben “jugosos beneficios” para la supuesta lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), sin resultados tangibles hasta el momento.

“Vinimos a repudiar al ministro antipopular y antinacional Germán Rojas. Cuando se aprobó lo de la jubilación salió a decir que iba a provocar un déficit. Pero los militares reciben jugosos beneficios y no dice nada y no cuenta cómo está la situación de país”, acusó Vidal Ortega, secretario general adjunto de la OTEP-SN.

También señaló que protestarán frente al Ministerio de Educación contra la política de persecución de la ministra Marta Lafuente y en reclamo de una plan de capacitación nacional para mejorar el nivel educativo de país.

“En lugar de perseguir y reprimir a los docentes, debería haber un plan de capacitación nacional. La ministra no ha dado señales de querer mejorar la calidad de la educación. En lugar de recibir capacitación, en febrero los docentes tuvieron que ir a limpiar las escuelas”, añadió.

La protesta de la jornada se enmarca en la serie de actividades programadas en repudio al veto del presidente Horacio Cartes a las mejoras jubilatorias que habían sido aprobadas en el Congreso.

El proyecto sancionado en el Parlamento establece que los trabajadores de la educación pueden jubilarse con un 90% de su salario a partir de 25 años de aporte. Antes de la modificación, cumplido este plazo los docentes percibían un 83% de su salario. Además, con 28 años de antigüedad, los docentes pasarían a cobrar el 93% de su salario con relación al 87% que establecía la normativa anterior.

A esto se añade que el cálculo del monto mensual de la jubilación pasaría a realizarse sobre la base de los últimos tres años, frente a los cinco años que se tomaban como referencia anteriormente. La modificación también incluye que los docentes que tengan a partir de tres hijos puedan jubilarse con 22 años de aporte.

Comentarios

Publicá tu comentario