Docentes afirman que el “nuevo rumbo” señala un futuro incierto para la educación

El comité ejecutivo nacional de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay –Sindicato Nacional (OTEP-SN) emitió un informe en que detalla algunas de las situaciones registradas en el ámbito escolar desde el inicio de las clases, el pasado 24 de febrero.

La OTEP-SN denunció la precarización del sistema educativo. Foto: Gentileza.

La OTEP-SN denunció la precarización del sistema educativo. Foto: Gentileza.

Entre sus conclusiones sostiene que el “nuevo rumbo” del gobierno de Horacio Cartes señala “un futuro incierto y nada alentador para la educación” por el incumplimiento del Estado de sus obligaciones para garantizar el derecho a la educación.

El gremio de docentes, que se adhirió a la huelga general del 26 de marzo, dice que el gobierno se encuentra “mareado” con su Ley de Alianza Público-Privada (APP) ofreciendo al país como una mujer “linda y fácil” en busca de cerrar negocios en el marco de las concesiones de los bienes y servicios públicos. Por ello sostiene que a la administración Cartes le importa poco la educación, pues su interés radica en ofrecer a los inversionistas mano de obra barata para que “usen y abusen” de ella, además de los bienes y la riqueza natural del país.

Algunas de las situaciones señaladas en el informe es que los kits escolares  aún no llegan a los estudiantes y en algunos casos son incompletos y de dudosa calidad. Además citan la falta de merienda escolar, la precaria infraestructura de los establecimientos escolares, la falta de insumos como libros y materiales didácticos, la asignación prebendaria de rubros docentes, la improvisación en las modificaciones de la malla curricular y la malversación de los recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide).

Escuela San Blas de Nueva Germania, departamento de San Pedro. En estas condiciones se encuentran muchas instituciones educativas del país. Foto: OTEP.

Escuela San Blas de Nueva Germania, departamento de San Pedro. En estas condiciones se encuentran muchas instituciones educativas del país. Foto: OTEP.

También denuncian que los docentes no reciben capacitación adecuada y que incluso deben limpiar la escuela, carpir el pasto y las malezas. En este sentido, señalan las medidas desesperadas de la ministra de Educación, Marta Lafuente, que lanza campañas como “Jaha ñamoporã…todos por la escuela” para intentar disimular la inacción del Estado.

Los educadores también advierten sobre el cierre de grados y la reducción de la matriculación de alumnos por los altos niveles de pobreza en el campo, con altos índices de niños mal nutridos y con problemas de salud, lo cual se traduce en crecientes dificultades en el aprendizaje y la obligación de trabajar para vivir. Entre las ocupaciones a las que se dedican los niños citaron la producción de carbón en las zonas rurales, lo cual los deja fuera del sistema educativo, y en el ámbito urbano mencionaron el aumento de los niños trabajadores de la calle que no están alfabetizados.

Otro de los factores indicados como causa de la disminución de los matriculados es la sojización, que va despoblando las comunidades campesinas y dejando las escuelas vacías.

Artículos relacionados: 

Docentes realizaron exposición de fotos sobre pésimo estado de escuelas

Comentarios

Publicá tu comentario