Díaz Bordenave: «Ley de comunicación…pero con un debate de proyecto país»

El Foro es un buen momento para hablar del papel de la comunicación en la vida política del país.

El comunicólogo paraguayo de larga trayectoria en educación y comunicación, Juan Díaz Bordenave, estará como expositor en el Foro por una ley de comunicación democrática “Toñehendú ñane ñe’e”. El evento será este lunes 9 de mayo en el Seminario Metropolitano, y es organizado por la Iniciativa por la Democratización de la Información, un conglomerado de medios alternativos, comunitarios y organizaciones sociales. En esta entrevista, adelantó algunos ejes de los cuales hablará.

Juan Díaz Bordenave comunicólogo. Fuente iniciativamarandu

 

 

¿Cómo cae este foro en el presente comunicacional y político?

Muy oportuno, estamos en un momento en que se empiezan a trazar los asuntos políticos del país, de lo que vendrá. Es un momento bueno para hablar del papel que tiene la comunicación en la vida política y en el futuro de nuestro país. Yo ando escribiendo sobre los medios alternativos y públicos. Creo que para que puedan tener fuerza estos medios, tenemos que ver el tipo de democracia que queremos. Debemos pasar de la democracia representativa a la democracia participativa, ampliar la democracia, y para eso necesitamos los medios alternativos y públicos. Y los medios comerciales pueden continuar con lo que siempre publican.

¿El evento invita a debatir sobre una Ley de Comunicación Democrática? ¿De qué tipo de ley se debería hablar? ¿Similar a la Argentina?

No entiendo mucho de legislaciones. Pero llegar a una ley tiene que estar precedido por un gran debate.  En años anteriores personas como Luis Ramiro Beltrán y otros hicieron debates continentales sobre las políticas públicas de comunicación. Y esa ley debe estar subordinada al proyecto país. Y ese debate falta. El debate de los medios debe ir de la mano con el debate del país que queremos. Podemos aprovechar el Bicentenario para eso.La ley de comunicación no debería ser un fin en sí, sino debe encajar en ese debate más gran

de.

Es un presente difícil en comunicaciones, ahí tenemos la ley Tuma-Bogado recientemente aprobada…

Esa ley es producto de intereses políticos comerciales, a ellos no les interesa el país. No le importa el proyecto de país.

¿Cómo hacer que, en caso de aprobar una ley democrática en comunicaciones, no sea letra muerta en la práctica?

Debe haber mucha información y educación para eso. Y también lso actores como las radios comunitarias deben dimensionar la importancia que cumplen en la sociedad paraguaya. Ellas son los verdaderos medios de comunicación del país y no los medios comerciales.

¿Por dónde avanzar para no caer en un debate muy académico o de sector? En los 70, 80 evaluaban varios comunicólogos, entre ellos usted, que habían fracazado. Hicieron substanciosos debates y teorías, pero no prendió en la gente común y corriente…

Ese fue un error que tuvimos, habernos dedicado mucho a la protesta y la denuncia y no tanto a la propuesta. El no haber echo una base académica- política en función a propuestas. Y mientras tanto los grandes empresarios de la comunicación se presentaban ante la gente como los grandes defensores de la comunicación y la libertad de expresión.

¿Y…cómo hacemos para atraer a la gente al debate de la comunicación?

Habría que interesar mucho a la juventud. Yo estuve en la semana del periodismo (26 de abril) charlando con unos 200 entusiasmados estudiantes  de periodismo en la Facultad de Filosofía, y allí les eché en cara a la juventud que no se moviliza. Ella puede encabezar procesos. Hay que buscar una forma de captar el entusiasmo de la juventud.

Comentarios

Publicá tu comentario