Diario de Cartes entra de lleno en campaña oficialista

Por César Centurión

El diario La Nación, adquirido recientemente junto con el diario Crónica y las radios 970 y Montecarlo por el grupo empresarial del presidente Horacio Cartes, ya ha asumido abiertamente una línea oficialista. Esto a pesar de que Sarah Cartes, hermana del mandatario y supuesta verdadera compradora, había asegurado que el holding mantendría una línea “independiente” y no trabajaría como órgano político del Ejecutivo.

Algunas notas y titulares publicados este lunes, en cambio, atestiguan lo contrario. Bajo el título de “Liberales quieren seguir recibiendo dinero del TSJE”, el diario del presidente atribuye la responsabilidad del vaciamiento de la ley de financiamiento político a los azules, cuando referentes del Partido Colorado como el senador Silvio Ovelar que forman parte de comisiones asesoras también presentaron dictámenes a favor de la modificación de la normativa a fin de que los partidos sigan recibiendo millonarios subsidios de parte del Estado.

El diario también promociona la candidatura de la diputada colorada Cynthia Tarragó a la intendencia de Asunción, destacando un proyecto de “inserción social” en que se promete la creación de institutos de mandos medios en los Bañados para que los limpiavidrios y cuidacoches puedan abandonar las calles y capacitarse en otros oficios.

Cartes versus Marito

En otras notas el matutino se mete de lleno en las internas coloradas. Bajo el encabezado de “Gómez deja a Marito”, se señala que el asesor político de la presidencia Basilio Núñez informó que el candidato a la Junta de Gobierno Rubén Gómez renuncia al movimiento Añetete denunciando que el senador Mario Abdo Benítez, candidato “disidente” a la titularidad del Partido Colorado, no le da espacio.

En un artículo de opinión anónimo presentado como información –“Qué votan los colorados”–, el diario reseña algunos de los puntos en juego en la disputa por la presidencia de la Asociación Nacional Republicana (ANR) entre Pedro Alliana y el senador Mario Abdo Benítez, pero en la fotografía que ilustra la nota aparecen Cartes y Marito, asumiendo que la verdadera figura detrás de la candidatura de Alliana es el presidente.

En el texto se señala que “Horacio, de modo a no ‘mancharse’ con figuras viejas apeló al ‘campo’, descabezó algunas estructuras para alzarse con esas bases, fundamentalmente intendentes y Gobernadores, quienes tienen la necesidad de financiamiento electoral y que requieren dinero del gobierno central, por lo que luchan por no salirse de la sombra proyectada por el titular del Ejecutivo”. Así también abre el paraguas diciendo que una eventual victoria de Benítez no significa una reprobación a la gestión y liderazgo de Cartes.

En contrapartida, señala que “Marito” apuesta más a liderazgos tradicionales, con un lenguaje tradicional y habla de su historia y filiación partidaria.

El hecho no pasó desapercibido para los lectores, puesto que antes de la compra el diario tenía una línea más enfocada en los negocios, pero en cuestión de días experimentó un giro notable deviniendo en abierto vocero gubernamental.

“Ya empezó La Nación a direccionar las opiniones del pueblo, pero sería un error en lo económico porque ABC y Última Hora van a contrarrestar lo que expone y en la competencia comunicacional lleva las de perder La Nación”, dice uno de los comentarios al pide la nota dejado por un lector.

El hecho también ha provocado reminiscencias de la emisión radial La voz del coloradismo y el diario Patria, órganos de prensa que utilizaba la dictadura de Alfredo Stroessner para atacar y descalificar a los opositores políticos.

Comentarios

Publicá tu comentario