Día del agua, el caso Dasani, y una semana donde las multinacionales mostraron su poder en Paraguay

La INTN denunció al Ministerio de Industria y Comercio por impedir la realización de una investigación sobre agua contaminada de la marca Dasani, de la Coca Cola, donde una representante de la multinacional tuvo fuerte presencia, según los mismos. El agua sigue siendo un gran negocio gratis y sin control para las multinacionales en Paraguay, con una reglamentación de la «Ley de Recursos Hídricos» estancada desde el golpe parlamentario.

Imagen: myplasticfreelife

El 22 de marzo es el día marcado por Naciones Unidas como día Mundial del Agua, y donde invita a realizar actividades relacionadas con la conservación y el desarrollo de los recursos hídricos. También sugiere la buena gestión y la cooperación entre los diferentes grupos de usuarios para promover el acceso al agua, la lucha contra su escasez y contribuir a la reducción de la pobreza.

Paradójicamente, esta semana nos encontramos con el caso de una de las empresas multinacionales más poderosas del mundo, y de las mayores consumidoras de agua dulce en el planeta, que hasta ahora extrae agua de acuíferos en Paraguay sin pagar.

Según una fuerte denuncia realizada por el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN), el ente fue impedido por el mismo departamento de Defensa del Consumidor del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para realizar un análisis de muestras de agua embotellada supuestamente contaminada de la marca Dasani, propiedad de la Coca Cola.

Pero agravando la denuncia, se evidenció en esta pequeña muestra del funcionamiento del negocio del agua, hasta donde llega el poder de las empresas embotelladoras, según el mismo INTN: “Llamó también la atención la conducta de la abogada de PARESA representante de la multinacional Coca Cola-, Marcela Do Santos, quien fue la encargada de dictar lo que debía escribir en el acta al funcionario de Defensa al Consumidor, César Fernández, cuando se presume que el mencionado departamento debe actuar de manera imparcial en defensa del consumidor”.

En medios de prensa, el MIC reclamó que la denuncia no se ajusta a lo sucedido, y que solicitaron el retiro de las muestras a ser analizadas simplemente porque era insuficiente para destinar a cuatro laboratorios que habían sugerido. Sin embargo no desmintió la intromisión de representantes de la multinacional investigada, expresando simplemente que dichas “versiones difundidas por los medios de prensa son de exclusiva responsabilidad de quienes la emitieron”.

El negocio del agua

El negocio del agua, para las embotelladoras de agua mineral, fábricas de gaseosas, cervezas y lavaderos, es altamente lucrativo en Paraguay. No se paga nada al Estado por el uso de esta materia prima, el agua.

Según una investigación del periodista Arístides Ortíz sobre el tema, solo en 2010 la planta industrial de Coca Cola en Ñemby, Paraguay, extraía unos 1.600.000 litros de agua por día del acuífero Patiño, para sus diversos productos. Lo que en un año arroja la cifra de más de 570 millones de litros.

A nivel mundial según informes de su propia matriz, supera la cifra de 283.000 millones.

La Naciones Unidas afirma en un reciente documento que aproximadamente 884 millones de personas en el planeta carecen de acceso al agua potable.

Paraguay sigue siendo un país sin Estado en materia de recursos hídricos, donde dominan y lucran a su antojo las empresas que utilizan como materia prima el valioso líquido. En Junio de 2012, antes del golpe parlamentario que derrocó a Fernando Lugo, durante una histórica Sesión Extraordinaria, el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), tras seis años de análisis de la Ley 3239/07 “De Recursos Hídricos del Paraguay”, aprobó por unanimidad la reglamentación de la misma, tras un detallado dictamen de la Comisión Técnica de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía. La misma se encargaría de “regular la gestión sustentable e integral de todas las aguas y los territorios que la producen en el Paraguay, con el fin de hacerla social, económica y ambientalmente sustentable para las personas que habitan el país”.

La reglamentación de ley “De Recursos Hídricos del Paraguay” quedó estancada desde entonces. Debe ser ratificada por la presidencia para ponerse en vigencia. A partir de esta reglamentación, las empresas del agua deberán empezar a pagar un cánon por metro cúbico de agua utilizada es ratificada como propiedad de dominio público del Estado, así lo afirma el abogado Pedro Palacios, de la dirección de Recursos Hídricos de la SEAM. Hasta ahora, por los millones del litros de agua que se extraen para la Coca Cola, la Pulp, la Pilsen, y las diversas marcas de agua mineral, no se paga un solo guaraní.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.