Día de los derechos humanos: la concentración de la riqueza deja a millones sin derechos

El 10% de la población más rica concentra el 35% de toda las riquezas del país, mientras el 10% mas pobre tiene apenas el 1,1% de  la misma. El 2,6% de los propietarios de fincas agrícolas posee el el 85,6% de las tierras cultivables. Mientras sojeros y ganaderos han tenido ingresos por un valor de 3050 millones de dólares en el 2011, casi 1.200.000 personas padecen hambre.

 

La extrema pobreza sigue siendo mayor en las zonas rurales. Fuente: agroclasi.com

Todos los datos, oficiales y privados y externos al país, confirman que el Paraguay es uno de los países en el mundo donde menos se disfruta de los derechos económicos y sociales, una categoría básica para el acceso a los derechos humanos, según los estándares de Organización de las Naciones Unidas.

La causa profunda de estas violaciones de derechos humanos básicos es revelada por las estadísticas que anualmente salen a la luz en el país y en el exterior: la desigualdad social, producto de la concentración del poder y la riqueza.

Según el Censo Agropecuario 2008, que muestra la situación del uso y tenencia de las tierras rurales, revela un dato duro: el 2,6% de los dueños de fincas agrícolas del país posee el 86% de las tierras aptas para el cultivo y la ganadería.

Estos propietarios de fincas se ubican dentro de la franja del 10% de la población más opulenta del país que, según la Encuesta de Hogares 2011, concentra el 35% de toda la riqueza que genera el país.

Aquella misma Encuesta de Hogares revela que alrededor de 1.200.000 paraguayas y paraguayos padecen hambre; es decir que ya no comen tres veces al día, y sobreviven entre los escombros de las ciudades y en medio de los sojales del campo. La pobreza general afecta al alrededor de 2.500.000 paraguayos.

Otra muestra de la desigualdad es que las grandes mayorías sociales empobrecidas y la clase media pagan mucho más impuestos que los empresarios agrícolas, los importadores, los banqueros, los dueños de supermercados y las sucursales de las trasnacionales asentadas en el país, a través de los impuestos indirectos, según informes difundidos en el 2012 por la Subsecretaría de Tributación del Ministerio de Hacienda. Esta Subsecretaría había informado que sojeros y ganaderos exportaron sus productos, en el 2011, por un valor de 3050 millones de dólares, siendo los sectores  que menos impuestos pagan incluso entre los demás sectores empresariales del país.

Esta desigualdad en la distribución de la riqueza del país es la causa de las violaciones de derechos económicos y sociales contra las que se protesta hoy, día en que se recuerda el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Comentarios

Publicá tu comentario