Descenso del nivel de los ríos será muy lento, señala meteorólogo

Unas 250.000 personas quedaron damnificadas por las inundaciones.

Unas 250.000 personas quedaron damnificadas por las inundaciones. Foto: Rufo Diana.

El meteorólogo y director de ciencias atmosféricas de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Benjamín Grassi, señaló que los ríos presentan una tendencia de estacionamiento en niveles altos, por lo que el retroceso de las crecidas será muy lento.

Mencionó que el río Paraguay llegó a su máximo nivel el 10 de julio pasado, con una altura de 7,38 metros. En comparación, este miércoles amaneció con un nivel de 7,37 metros, tendencia que se mantendría a raíz de los pronósticos de lluvias para los próximos días y semanas.

“Normalmente esta es la época más seca del año, pero difícilmente los ríos desciendan con la velocidad con que suelen descender”, afirmó. Esto a raíz de que los suelos están saturados y no infiltrarán rápidamente el agua de las precipitaciones previstas para los próximas días, especialmente las que están marcadas entre el 22 y 24 de este julio. Al menos hasta la primera quincena de este agosto se mantendrían los niveles actuales del río, añadió.

Comparó que en esta época del año el nivel promedio del río suele ser de 4, 20 a 4,30 metros. Además, si se llegara a producir el fenómeno de El Niño esto podría desembocar en un verano lluvioso que provocaría nuevas crecidas desde el mes de noviembre y extendiéndose hasta al menos el mes de enero.

Consultado sobre las posibles causas de las grandes crecidas, señaló que guarda relación con los cambios de clima registrados a nivel mundial, fundamentalmente por la acción de gases de efecto invernadero, que aumentan la temperatura de la tierra provocando el derretimiento de los hielos en los polos y en las zonas tropicales temperaturas más altas y precipitaciones más extendidas e intensas. Entre estos gases apuntó que ejerce una acción preponderante el dióxido de carbono, que es emitido por la quema de combustibles fósiles y materia orgánica, principalmente los bosques que son incinerados para la extensión de la frontera agroganadera.

Por último, con respecto a las inundaciones de las últimas décadas, la registrada este año es una de las mayores desde la que se vivió en 1983, cuando el río Paraguay llegó a un nivel de 9 metros. En la década posterior, en 1997, el nivel del río alcanzó los 7 metros, por debajo de los niveles máximos registrados este año.

Las inundaciones dejaron a nivel país unas 250.000 personas damnificadas, de las cuales más de 80.000 son de la capital del país.

Comentarios

Publicá tu comentario