Desalojados, a la calle y en el frío

La Coordinadora de Trabajadores Campesinos y Urbanos (CTCU) denunció la realización de un desalojo en la localidad de Unión entre Yataity, Rojas Silva, Cañada Yrundey, en el departamento de San Pedro, “ejecutado con mucha violencia por los agentes encargados, ya que las familias afectadas resolvieron no abandonar el sitio, aunque finalmente lo hayan hecho y de forma pacífica. Por ese motivo, procedieron a desmantelar las precarias viviendas, dejando a los ocupantes a un costado del terreno, a la intemperie y expuestos al frío y el desamparo”.

El desalojo sucedió en la mañana del martes 5 de mayo y estuvo a cargo del fiscal Eugenio Ocampos Rodríguez, señalan. El sitio estaba ocupado por 50 familias campesinas desde el año 2009, cuando se inició la recuperación de aproximadamente 300 hectáreas de tierra que estaban en propiedad de un ex general y que perteneciera, por ley, a los destinatarios de la Reforma Agraria, que son los campesinos y las campesinas sin tierra, aseguran.

Desde la CTCU, responsabilizan al INDERT por haber dilatado sus actuaciones para concretar la resolución de loteamiento que ya se tenía previsto, para poner fin al conflicto, y por haber actuado todo este tiempo con mucha indiferencia sobre esta causa. Así también, denuncian al fiscal Ocampos “por su proceder prepotente y arbitrario en perjuicio de la comunidad afectada por el desahucio, como si esto solo no bastara”.

 

Comentarios

Publicá tu comentario