Denunciaron torturas a estudiantes por parte de carabineros en Chile

Un estudiante de Valparaíso y otro de Santiago fueron violentamente golpeados por carabineros el 9 de agosto pasado.

Foto: El Ciudadano.

Ambos casos ocurrieron al interior de buses policiales, según denuncian estudiantes. Mientras las cámaras de televisión se preocupaban en buscar destrozos en el Paseo Bulnes los policías torturaban a un joven que portaba una cámara. Pese a los insistentes llamados de otros jóvenes y la presencia de la directora del Instituto de Derechos Humanos a ningún medio le interesó cubrir el hecho.

La imagen más persistente en la memoria televisiva del pasado 9 de agosto es la de un vehículo incendiándose en el centro de Santiago y un edificio atacado por manifestantes. Una imagen repetida por los medios durante varios días y que provoca que más de alguien convoque a aumentar la represión policial.

Claro que los medios han invisibilizado dos hechos que hace días circulan por Internet y que cuestionan seriamente los procedimientos policiales. En ambos casos policías son denunciados de golpear –y hasta torturar en uno de ellos- a estudiantes que estaban manifestándose por una educación pública gratuita y de calidad.

El primer hecho ocurre en Valparaíso, en donde es agredido el estudiante de Historia de la Universidad de Valparaíso (UV), Fernando Andrés Zurita Tapia de 21 años, quien luego de marchar pacíficamente por la avenida Pedro Montt fue arrestado por carabineros y golpeado al interior de un bus de la institución, lo que le provocó una fractura nasal.

Según detalla la Federación de Estudiantes de la UV, a eso de las 15:50 hrs. el estudiante se encontraba en la pasarela de la calle Errázuriz, observando el enfrentamiento entre carabineros y los estudiantes, mientras sus acompañantes sacaban fotos. En ese instante aparece el bus policial, deteniendo a todo aquel que se encontrara en la cercanías de los disturbios, sin discriminar a quienes estaban realizando destrozos. Es así como Fernando es rodeado por dos carabineros en moto, siendo arrastrado y posteriormente subido a patadas y manotazos al interior del bus policial.

El bus estuvo dando vueltas por la calle Brasil y Errázuriz, los carabineros tiraban palabras de grueso calibre contra los 20 ó 25 detenidos que estaban al interior del bus. Luego de detener a varios estudiantes mas, un carabinero identificado con las iniciales F.M.G. dijo “saquémosle la cresta a uno de ellos para que sientan en carne propia como nos la sacaron a nosotros”.

Secuelas de la golpiza recibida por el estudiante Fernando Zurita. Foto: El Ciudadano.

En ese momento otro carabinero (que aún no ha sido identificado) se acerca a Fernando y lo toma del polerón. Fue tal la fuerza que este quedó rasgado. Este carabinero lo lanza contra cuatro o cinco carabineros que estaban en la parte delantera del bus y allí lo empiezan a empujar entre los cinco tirándose al estudiante uno a otro como jugando al tontito. Luego de dejarlo aturdido comenzaron los golpes: “Primero me tiraron del pelo por todos lados los cinco, luego vinieron los combos en la cabeza”.

El carabinero F.M.G. lo golpea en el lado derecho de la mandíbula, lo tira al suelo y entre todos le pegan patadas, es ahí cuando le llega uno de los combos en la nariz dejándole una severa fractura, acto seguido lo lanzan con el resto de los detenidos, las mujeres comienzan a llorar.

En este instante uno de los carabineros se le acerca a Fernando y le pregunta irónicamente: ¿Qué le paso mijo? ¿Por qué está sangrando? y casi perdiendo el conocimiento el estudiante le respondió: ustedes me golpearon. El carabinero seriamente le contesta: no, si nosotros no golpeamos a nadie, tu solo te pegaste con la puerta.

El lugar de destino fue la Segunda Comisaría de Valparaíso ubicada en la calle Colón, donde les tomaron los antecedentes a los detenidos y después de una hora y media lo llevaron al hospital Van Buren.

En el recinto asistencial le hicieron los respectivos exámenes los cuales arrojaron fractura en la nariz y daño parcial al ojo, lo cual le impedía enfocar bien. Estuvo esposado, todo el tiempo, los mismos médicos le pidieron a los carabineros que le sacaran las esposas. A eso de las 21:30 Hrs, dejaron al estudiante en libertad.

Uno de los detenidos, intento grabar como el pegaban a Fernando, en ese instante un carabinero se le acerca y le dijo que dentro del bus no corría la ley, y obligándolo a apagar el celular.

Fernando realizará las correspondientes acciones legales contra los carabineros, recibiendo el apoyo de tres de los detenidos que estuvieron presentes en la golpiza y que están dispuestos a testificar.

Fernando Zurita, según el último informe médico, requiere una Cirugía de Alta Complejidad.

Por: M. B. R.
@kalidoscop
Fuente: El Ciudadano

Comentarios

Publicá tu comentario