Denuncian que policías y civiles armados secuestraron y torturaron a campesinos

Cinco campesinos de varios asentamientos de Yvyrarovana, Canindeyú, fueron abordados en un camino vecinal por la turba armada. Aparentemente los confundieron con sintierras de un asentamiento en conflicto con una empresa agrícola.

Entrada al asentamiento 1 de marzo, actualmente en conflicto con una empresa agrícola. Foto: OLT.

Entrada al asentamiento 1 de marzo, actualmente en conflicto con una empresa agrícola. Foto:Jorge Mercado.

5 campesinos de los asentamientos 16 de julio y otras comunidades de Yvyrarovana, Canindeyú, fueron abordados y secuestrados por 3 policías y un grupo de 15 civiles armados, a últimas horas de la tarde ayer en un camino vecinal. Así lo denunciaron las víctimas. Los campesinos fueron llevados a un depósito en las cercanías del lugar, que sería parte de la estancia Pindó, donde fueron torturados.

«Ojejugavaipaite orerehe», relata Cristino Ocampos, uno de los afectados. «Ore jagarra hikuai, ojugavaipaite orerehe». Ocampos asegura que los mismos no les preguntaron nada, ni les pidieron documentos, ni de donde eran. Sin mediar palabra, los redujeron a patadas y se los llevaron bajo amenaza de armas.

Los cinco campesinos iban en sus motos a encontrarse con un vecino. Estaban saliendo del asentamiento 1 de marzo, que actualmente está en conflicto con una empresa agrícola denominada Perfeca S.A., por las tierras, nos cuenta Ocampos, que pertenece a un asentamiento vecino a la misma, 16 de julio. Esta última ya tiene más de 18 años de ocupación, y está reconocida legalmente. En 1 de marzo, los campesinos torturados tienen amigos y familiares, por lo que suelen frecuentarlos, pero ninguno vive allí.

“Patada, tobajepete, ñemguepoti culatare, de todo ojapo hikuai orerehe”, recordó. Comenta además que les tomaron fotos, y dijeron que los iban a acusar de tráfico de madera, abigeato e invasión de tierras.

Ocampos cuenta que solo había unos 3 policías, y el resto tenía aspecto de guardias privados, unos 15 en total.

Los labriegos habrían sido llevados luego por los mismos pistoleros a la Fiscalía de Curuguaty.

Ocampos y los demás, fueron luego a un hospital cercano, donde recibieron el diagnostico por las torturas.

Los campesinos creen que su tortura tiene relación con el conflicto de tierras con la empresa mencionada, que se dedica a la producción de soja y a la ganadería.

Los campesinos de estos asentamientos integran la Organización de Lucha por la Tierra (OLT).

Tratamos de comunicarnos con la comisaría de Ybyrarovana, pero no tiene línea directa de comunicación. La jefatura zonal, y su Comisario, no responden.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.