Denuncian que policías agredieron y saquearon a pareja de ancianos en Caazapá

Los ataques serían en represalia por no haber vendido sus tierras a un empresario brasileño, que intenta amedrentarlos para expulsarlos del lugar.  

Felicio Arévalos y Amancia González de Arévalos denunciaron que son perseguidos por no querer vender sus tierras.

Felicio Arévalos y Amancia González de Arévalos denunciaron que son perseguidos por no querer vender sus tierras.

Felicio Arévalos, de 83 años, y Amancia González de Arévalos, de 82, denunciaron que fueron atacados por la policía y saqueados en varias oportunidades. Según indicaron, los ataques se realizan por orden de un colono brasileño.

Los denunciantes viven en Chacavere, distrito de Aba’i, departamento de Caazapá. El anciano relató que nació en el año 1931 y  que un año después su padre fue a la Guerra del Chaco y que él no tuvo la oportunidad de conocer a su papá por que murió en la contienda. Dijo que lo más triste es  que ahora está siendo perseguido por un colono brasileño que pretende despojarlo de sus tierras de forma prepotente.

Denunció que la policía y los fiscales están al servicio del colono y que por eso en varias oportunidades la policía ingresó a su vivienda, maltratándolos y robándoles sus gallinas y sus chanchos.

El colono, en su afán de obtener las tierras, dejó aislada a la pareja, sin camino y sin puente, destruyendo con motosierras el único puente que cruza sobre río Ypetí. Además, rodeó la casa con cultivos de soja tratando de asfixiarlos y expulsarlos de sus tierras de esa manera.

El empresario brasileño está secando un humedal  ubicado en tierras fiscales.

El empresario brasileño está secando un humedal ubicado en tierras fiscales.

Contó que el extranjero Giovanni Labtoé hace varios años le había planteado para que le vendiera su derechera.

El senador Luis Alberto Wagner, presidente de la Comisión Especial del Senado que investiga la actuación fiscal, judicial y policial en el campo, se constituyó en el lugar para corroborar la denuncia. La pareja de ancianos suplicó al legislador que interceda para que los policías dejen de molestarlos.

Asimismo, los pobladores de la zona denunciaron que el colono está cometiendo un crimen ecológico, ya que el mismo se encuentra secando unos humedales de aproximadamente 500 hectáreas y que son excedentes de tierras fiscales. Comentaron que el brasileño actúa con violencia y que, además de contar con protección policial, anda rodeado de civiles armados.

Comentarios

Publicá tu comentario