Denuncian que matones de terratenientes sojeros balearon a campesinos en Juty

Un joven de 17 años recibió una bala en la boca y otro tiene el cráneo fracturado.  Miriam Rotela de la OLT asegura que es una constante, “siempre disparan, lanzan sus perros, prenden fuego al campamento y amenazan con que van a matar a todos”. Se produjo en la madrugada de hoy en Caazapa.

Dirigentes de Organización de Lucha por la Tierra (OLT) en conferencia de prensa. Fuente: oltparaguay.blogspot.com

La Organización de Lucha por la Tierra (OLT) denuncia que en la madrugada de hoy, fueron baleados y golpeados dos campesinos del Campamento Sin Tierra India Juliana, ubicado en la compañía Ararupi, colindantes con las comunidades Ayalakue y Asamekue, Yuty, Departamento de Caazapá. Los mismos son C. Flores (17 años) herido de bala en la boca y Asunción Acuña, fracturado en la cabeza y otras partes del cuerpo por los golpes recibidos. Ambos fueron trasladados al hospital de Encarnación, heridos con pronóstico grave.

Los hechos ocurrieron a las 2 de la mañana, mientras se encontraban realizando labores de vigilancia en el campamento, lugar en donde fueron atacados por dos personas, civiles armados. Los presuntos autores materiales, fueron identificados como funcionarios de los señores Aldemar Bubans y Elenice Alles, dueños de la empresa Buchinger, quienes asumen la titularidad de la finca N° 460, con 2.500 has. aproximadamente.

Desde inicios del 2012 la Comisión Vecinal sin tierras India Juliana viene realizando gestiones para 130 familias sin tierras, que se encuentran acampadas, al costado del camino, en los límites del predio reclamado, y estarían siendo hostigadas de manera permanente por civiles armados al servicio de dichos sojeros.

Miriam Rotela de la OLT asegura que es una constante por parte de los guardias de los sojeros, “siempre disparan, lanzan sus perros, prenden fuego al campamento y amenazan con que van a matar a todos”, denunció.

Ante este hecho de brutal violencia, la OLT solicita a las autoridades responsables, que proceda a la investigación de los hechos, llevando ante la justicia a los autores de los delitos de agresión, cumpliendo con su correspondiente castigo y reparación de daños. “Por omisión del Estado no queremos más muertes campesinas por un pedazo de tierra, un hecho que se repite constantemente y que sigue enlutando nuestro país, por la sola razón de reclamar el derecho a la tierra productiva y a una vida digna”, aseguran.

Comentarios

Publicá tu comentario