Denuncian invasión de tierras fiscales por parte de extranjeros en el Chaco

En la Colonia María Auxiliadora, Fuerte Olimpo, de 110 mil hectáreas de tierras fiscales, el 98 % se encuentra en manos de terratenientes, mayormente brasileros, aseguró el Padre Zizlao de Puerto Casado.

Padre Zislao. Captura de video de la entrevista realizada por Demoinfo.

El Padre Zizlao de la parroquia de Puerto Casado del Alto Paraguay al ser consultado por el Centro de Producción Radiofónica Ñane Ñe’ê “Beto Centurión” sobre la problemática de la tierra en el departamento dijo que la situación no es distinta a la presentada en otras regiones del país. Como ejemplo puso la posesión de tierras ilegales, el apropiamiento de las tierras fiscales, la presión sobre ocupantes legítimos, etc. Todas estas irregularidades se dan con la complicidad del Poder Judicial, de la Policía, toda una rosca que facilita la retención de las tierras y por otro lado la criminalización de las luchas sociales, indicó.

Comenta que en el Vicariato Apostólico del Chaco Paraguay se tienen entre 50 a 60 personas imputadas por el hecho de luchar por un pedazo de tierras. Son referentes y líderes sociales de Puerto Guaraní, Fuerte Olimpo, Colonia María Auxiliadora, Puerto Casado y Puerto Pinasco, dijo el religioso.

Así continua la situación de la tierra en el departamento y por de pronto no hay un horizonte de esperanza. Eso produce un efecto negativo, la gente se desanima, no pueden sostener luchas jurídicas por el alto costo, y en contrapartida quienes detentan la tierra tiene poder y equipo armado, dijo.

Según afirmó el sacerdote, en Alto Paraguay las tierras fiscales que en su momento fue usufructuada por Carlos Casado y luego destinadas para la colonización y la reforma agraria, hoy día son explotadas por brasileños, uruguayos y de otras nacionalidades extranjeras. En la Colonia María Auxiliadora, Fuerte Olimpo, de 110 mil hectáreas de tierras fiscales, el 98 % de las mismas se encuentran en manos de terratenientes, mayormente brasileros, puntualizó el pa’i Zizlao.

Siguió diciendo que si no se subsana la estructura del Estado Paraguayo en función de proteger al ciudadano hay poca esperanza de mejorar la tenencia de la tierra. El que tiene plata aguanta y aquel que no la tiene debe buscarse otra alternativa, es una tristeza. La desigualdad distribución de las tierras trae desesperanza, poca seguridad, la inseguridad e impotencia que después conduce a la pobreza.

Fuente: Demoinfo.

 

Comentarios

Publicá tu comentario