Denuncian gestión del “ministro de la Muerte”

El ministro de Salud, Antonio Barrios. Foto: ip.gov.py.

El ministro de Salud, Antonio Barrios. Foto: ip.gov.py.

El departamento Mujer del Partido Paraguay Pyahurã (PPP) visitó la pasada semana el asentamiento Huber Duré, en el departamento de Canindeyú, a fin de mostrar a la ciudadanía el estado de abandono en que se encuentran este y otros asentamientos del interior del país que conviven con los grandes cultivos de soja que son fumigados sin las medidas de seguridad reglamentarias como las barreras vivas de protección y la franja de seguridad de 100 metros que prohíbe fumigaciones cerca de viviendas, escuelas, arroyos, templos, caminos vecinales, etc.

La organización señala que el puesto de salud es apenas una deteriorada construcción que carece de medicamentos y del más mínimo equipamiento. El puesto está ubicado a 80 kilómetros del hospital de Curuguaty, que es el más cercano, y el camino de acceso está en pésimo estado. Las afecciones más frecuentes de los pobladores del asentamiento son vómitos, diarreas, dolores de cabeza, sangrado de nariz y enfermedades respiratorias. Huber Duré está rodeado de sojales, y es el asentamiento donde vivían las hermanitas Adela y Adelaida, víctimas de las fumigaciones sojeras, cuyo primer aniversario de fallecimiento se conmemoró el 21 de julio pasado.

La organización también denuncia al “ministro de la Muerte”, Antonio Barrios, que según señalan desde la cartera de Salud solo se ha encargado de hacer campaña política y a perseguir a los trabajadores de la salud no alineados con el oficialismo.

En el marco de esta campaña que proclama el fracaso de la “selección nacional” del presidente Horacio Cartes, el PPP se encarga de mostrar a la ciudadanía el deterioro de la salud, educación, el acceso a la tierra y otros aspectos de la vida de la población. Así, visitaron varios poblados de los departamentos de San Pedro y Canindeyú, los más afectados por el avance de los sojeros puesto que aún existe una importante población campesina que se resiste a abandonar el campo.

Comentarios

Publicá tu comentario