Denuncian descontrol e irregularidades de las donaciones internacionales

«Con las donaciones, los indígenas deberían habitar en barrios cerrados»

La CGR no dictamina sobre una denuncia de una donación de 7 millones de dólares otorgada al Paraguay para el Combate a la Tuberculosis con énfasis en poblaciones indígenas,

El grupo «Ciudadanos contra la corrupción», encabezados por el ingeniero Augusto Ríos Tonina, junto a un grupo de organizaciones civiles «que vienen promoviendo denuncias de robos en instituciones públicas que hasta la fecha gozan de impunidad y protección por aquellas instituciones del Estado que fueron creadas para controlar y fiscalizar la buena administración de los fondos públicos», presentó una nota a la Contraloría General de la República (CGR) el pasado 22 de febrero, exigiendo los dictámenes de diversas donaciones internacionales.

Ríos, acusó en medios nacionales que nuestro país es utilizado como “conejillo de India” por los donantes internacionales, como la Unión Europea y Japón, a modo de justificar una supuesta ayuda a los países pobres, siguiendo el mandato de acuerdos internacionales. Esto en confabulación con organizaciones no gubernamentales. Sin embargo, según el mismo, las donaciones son administradas por ellos mismos, y no pasa al Presupuesto General de Gastos de la Nación, por lo que finalmente nadie sabe si la donación viene al país, o que se hizo con ello, «porque no se cumple lo que está en la ley, ¿quién fiscaliza, quién audita las donaciones?”, cuestiona.

Los millones del acueducto
La carta afirma que son deberes y atribuciones de la Contraloría General “Emitir dictamen sobre los Acuerdos de Donaciones, Préstamos no Reembolsables, y de los Préstamos Nacionales e Internacionales, antes de su tratamiento en el Congreso Nacional; sin embargo las administraciones anteriores de la CGR emitían dictámenes varios años después de que se cometieron los robos a los préstamos, ejemplos y documentos sobre éstos hechos son abundantes”.

«El Señor Fernando Lugo, Presidente de la República, vetó el Proyecto de Ley del Acueducto basado en un Dictamen Técnico de la Dirección de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, que utiliza varios artículos de la Ley de Recursos Hídricos Nº 3239/07. Ésta Ley en su artículo 52 establece que la SEAM es el organismo de aplicación de esta ley y no el Ministerio de Obras Públicas.

El Señor Ministro de Obras Públicas afirmó en una publicación a un diario de nuestra capital que “este año se iniciará el Acueducto del Chaco. Tenemos el aporte del Estado, la donación de la Cooperación Española por 20 millones de dólares (Agencia Internacional de Cooperación Española) y un aporte privado de 12 millones de dólares. Son 200 Km (extensión). El 60 % de los beneficiarios van a ser indígenas”.

En otra publicación más reciente el Señor Ministro de Obras, anunció que para el mes de Marzo está prevista la presentación ante el Congreso del Decreto de Integración del Grupo Especial que se encargará de la administración y gerenciamiento del proyecto acueducto para el Chaco. El monto estimado es de 48 millones de dólares, 18 millones  de dólares provendrán de la donación española y recursos del BID, 12 millones de dólares de las Cooperativas (Mennonitas) y 18 millones de dólares restantes aportes del Estado paraguayo».

Ante este caso el grupo solicita al Contralor General de la República, que la Contraloría emita en breve tiempo un Dictamen: «a) si es que la Agencia Internacional de  Cooperación Española ha otorgado a la República del Paraguay una donación en efectivo, no en asistencia técnica, para la construcción de un acueducto en el Chaco paraguayo y aprobado por el Congreso Nacional, si esta donación se ha convertido en Ley de la República, ¿a cuánto asciende el monto?, considerando que en una publicación se menciona la suma de 20 millones de dólares y en la siguiente el monto es de 18 millones de dólares con aportes del BID; b)si el Banco Interamericano de  Desarrollo – BID, tiene  una línea de crédito  o donación en efectivo aprobado por el gobierno nacional  para la construcción de un acueducto en el chaco paraguayo».

Indígenas: ricos en papeles, pobres en su realidad

Según la nota, hace varios meses que la CGR no dictamina sobre una denuncia de una donación de 7 millones de dólares otorgada al Paraguay para el Combate a la Tuberculosis con énfasis en poblaciones indígenas, “desconocemos porqué la CGR  no ha tomado con seriedad esta denuncia como muchas otras presentadas, queremos saber si esta donación existe, no sólo en papeles, el destino de esta donación y si ha sido aprobada por el Congreso como establecen las leyes vigentes, considerando que la tuberculosis en poblaciones indígenas ha aumentado y filmaciones realizadas por la televisión presentan la realidad deplorable de nuestros indígenas”.

Para Tonina y los demás firmantes es el momento que se impida que organizaciones internacionales utilicen problemáticas muy sensibles como los niños de la calle y comunidades indígenas, que supuestamente entregan donaciones millonarias para combatir enfermedades y dotar de agua potable a poblaciones indígenas, y los más de 33 millones de dólares en papeles para erradicar esta problemática de los niños de la calle, que sin embargo va en aumento. “Si sumáramos los préstamos y donaciones para el tema de los indígenas además del Presupuesto General de Gasto de la Nación, los indígenas deberían habitar en barrios cerrados».

Finalmente, el grupo espera “que esta nueva dirección de la CGR no apañe la corrupción como lo han hecho las anteriores dilatando las denuncias”, pues un tema preocupante serían aquellos funcionarios que ocupan sus mismos cargos de Directores, de administraciones anteriores, y que solo estarían dilatado las denuncias presentadas.

Comentarios

Publicá tu comentario