Denuncian atropello de militares a escuela en San Pedro

La Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP-SN) denunció un nuevo atropello cometido por la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC) contra un establecimiento educativo del interior del país.

En comunicación con el programa Acción Radio del CEPAG, transmitido por Fe y Alegría 1300 AM, la secretaria general de la OTEP-SN, Blanca Ávalos, señaló que en la tarde de este lunes, aproximadamente a las 15:00 horas, unos 40 efectivos militares fuertemente armados, con helicópteros sobrevolando, irrumpieron en la escuela San Blas del asentamiento Felipe Osorio, en el departamento de San Pedro, donde interrumpieron las actividades escolares y atemorizaron a niños, niñas y trabajadores de la educación.

A raíz de este grave incidente, la organización que aglutina a los docentes exige un posicionamiento al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) como institución rectora de la educación en el país.

Ávalos explicó al programa radial que la justificación que dieron los militares es que estaban realizando un rastrillaje en la zona supuestamente para buscar a los responsables de la muerte de los tres policías en Jaguarete Forest. Ante esta situación, concurrieron los padres de familias por el susto provocado en los niños, algunos de los cuales salieron corriendo de la escuela hacia sus casas.

La dirigente subrayó que no es la primera vez que durante el gobierno de Horacio Cartes las instituciones educativas son rodeadas por militares armados o demorados los docentes que van a trabajar, como ya ocurrió en otros asentamientos asediados por los uniformados como Arroyito. Ante esto reclamó mayor inversión en educación para llevar desarrollo a las zonas más olvidadas del país y combatir de raíz el problema de la inseguridad.

Ávalos reiteró el reclamo del gremio por la derogación de la ley de militarización que no ha mejorado la situación de inseguridad de la zona y que, por el contrario, solo ha generado sirve para perseguir y generar zozobra en los asentamientos campesinos en nombre de la lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). También repudió los millonarios recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) que se destinan a la compra de armas en lugar de mejorar la situación de los establecimientos educativos, que funcionan en la extrema precariedad y con alumnos que deben dar clases bajo los árboles.

Comentarios

Publicá tu comentario