¿Definirá el oviedismo las presidenciales de abril?

En los últimos meses han sucedido demasiados acontecimientos que hacen un tanto imprevisible la conducta de varios sectores de electores. Las matemáticas nos muestran que los seguidores de Oviedo podrían ayudar o a colorados o a liberales a marcar la diferencia electoral.

 Mar de fondo

El Partido Colorado arrastrando su descomposición a cuestas, el partido Liberal su traición, los demás partidos pequeños de derecha en declive y ante la posibilidad de ir desapareciendo al no tener, desde el golpe de junio, roles específicos, excepto coyunturalmente el partido Unace, del extinto Lino Oviedo.

Al parecer vivimos una crisis de representatividad que atraviesa a los partidos que fueron y son expresión de las clases dominantes (latifundistas, ganaderos, empresarios, importadores, exportadores, militares, mafias). Ya el asistencialismo político, la impunidad y otros recursos de sus cajas de herramientas no pueden atajar el malestar social.

Frente a esto se ubican crecientes fuerzas de las izquierdas sin poder capitalizar cabalmente el descontento suelto de la gente, descontento que de última nos habla del agotamiento de la forma tradicional de hacer política o hasta del actual Estado (y sus relaciones sociales, económicas, culturales y políticas que lo sustentan).

Mirando un poco afuera del país, vemos un contexto regional favorable al progresismo, un descampado abierto a nuevas ideas y debates, nuevas sensibilidades y fuerzas emergentes, aunque lejos de vulnerar el orden capitalista.

 Elecciones y dirección del país

Mientras se asienten estas tendencias -puede tardar décadas- en lo inmediatamente electoral seguirá ganando la derecha y alguno de sus partidos de masas. Lo que se define en abril es cuál de las cúpulas oligárquicas terminará orientando a las clases dirigentes y corporaciones hacia el mejor ambiente para sus intereses. Y esto se hará, de esto hay certeza, a costa del pueblo campesino, indígena y trabajador.

Es difícil creer que cualquiera de esos partidos ganará solo, sino más bien lo hará el que más sepa atraer a fuerza de ofrecimientos a los partidos menores del sector, especialmente al oviedismo. Matemáticamente el tobogán se volcaría hacia el sector a quien los parientes e idólatras de Oviedo acompañen.

El desarrollo de las cosas nos da la impresión de que Unace está en posición de pedir todo lo que quiera al Partido Liberal, y que ante el coqueteo entre estas dos fuerzas, el Partido Colorado podría empezar a procuparse o revisar sus ofrecimientos.

 Números y algo más

En las últimas dos elecciones presidenciales el oviedismo tuvo 208 mil(2003) y 379  mil votos (2008) , suficientes para desemparejar la pugna entre colorados y liberales, que en 2008 tuvieron poco más de 500mil votos cada cual.

No obstante, más allá de números, hay demasiados elementos subjetivos en juego y eso al parecer lo administraba muy bien Lino Oviedo. Es probable que los colorados teman ir alejándose del gobierno si no aseguran un triunfo este año; los liberales probablemente sepan que de no ganar caerán en picada y que el costo político de acompañar el golpe en junio no valió la pena; las izquierdas podrían conformarse con lo que obtengan en el Parlamento y es probable que el oviedismo, con lo que consiga, frene un poco su desarticulación tras la muerte de su líder.

En abril también se podrá ver si las mayorías del pueblo aprendieron la lección histórica de Curuguaty, el golpe parlamentario y de lo que es capaz la derecha en este periodo de crisis. Lecciones que deberían echar por el suelo principalmente la máscara del bipartidismo. Por esto mismo, podría estar en peligro cierto porcentaje del voto obediente, con algunas sorpresas, fugas, deserciones, nulos y blancos.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.