“Déficit Fiscal, es imposible paliar esta situación sin aumentar impuestos”, según economista

El primer trimestre del año cerró con un déficit fiscal de 800.000 millones de guaraníes. Debido al aumento en salarios que se hizo en el año 2011 para el presupuesto 2012, un aumento de más del 30%.

Luis Rojas. Economista de Base IS

El gobierno de Franco pretende mitigar este déficit con la segunda emisión de los bonos soberanos en junio de este año, sin aumentar la actual presión tributaria, que es de solo el 13,5%. La más baja de la región.

Para el economista Luis Rojas la situación de déficit fiscal del Estado paraguayo es real y con tendencia a agravarse en los próximos meses y años. “Sin dudas hay un aumento en los gastos, como los salariales, pero creo que el problema principal de las finanzas públicas está por el lado de los ingresos. Lo que puede recaudar el Estado a través de impuestos es claramente insuficiente para las necesidades del país. Recaudamos poco y recaudamos mal. Poco porque los impuestos son bajos, y mal porque no recaudamos más de los sectores de mayores ganancias, como son los terratenientes y los agroexportadores. La insuficiencia de ingresos tributarios hace que el Estado tenga que recurrir de forma creciente a deudas, tanto a través de bonos, internos o externos, como a través de préstamos. Este creciente endeudamiento presionará más al déficit fiscal en los próximos años, cuando se tenga que ir pagando estas deudas.”

Así mismo el economista opina que: “Es imposible paliar esta situación sin aumentar o crear nuevos impuestos. Hay un consenso hasta en los organismos multilaterales que se debe aumentar los impuestos en Paraguay, específicamente los impuestos a las ganancias.  Sin nuevos o mayores tasas de impuestos será imposible ordenar las finanzas públicas, eliminando el déficit, pero aún más grave será que no se puede abordar exitosamente las políticas de educación, salud, empleo, vivienda, reforma agraria, obras públicas, seguridad, etc., con tan escuálidos recursos.”

Para finalizar,  Luis Rojas agrega: “Y menos aún se puede hablar de redistribución de la riqueza con el actual sistema impositivo, que premia al que acapara ingresos y tierras, y castiga al pequeño consumidor o trabajador.

Comentarios

Publicá tu comentario