Defensa de campesinos se reafirma en denuncia de ejecuciones extrajudiciales

Campesinos presos por la masacre de Curuguaty llevan 35 días en huelga de hambre en forma de protesta contra los vicios procesales y la condena anticipada a la que están sometidos.

Luis Paredes habría sido rematado con un disparo en la frente cuando ya se encontraba herido.

Luis Paredes habría sido rematado con un disparo en la frente cuando ya se encontraba herido.

El abogado Guillermo Ferreiro, uno de los defensores de los campesinos presos por la masacre de Curuguaty, señaló que los indicios de que hubo ejecuciones extrajudiciales el 15 de junio de 2012 persisten, aunque se haya confirmado que los campesinos que aparecen maniatados en las fotografías divulgadas por la senadora Desirée Masi están vivos.

Ferreiro apuntó que existen indicios suficientes de que las ejecuciones existieron y que ya en octubre de 2012 presentaron una denuncia, que ni siquiera fue investigada por la Fiscalía. Rememoró que el Ministerio Público había indicado en su momento que la denuncia fue derivada a la Unidad Especializada en Derechos Humanos, pero en realidad no se le dio ningún trámite.

Aclaró que a pesar de las claras señales de ejecuciones, no emite ninguna conclusión sin que existan de por medio pruebas periciales. Esto para no caer en los mismos vicios del fiscal Jalil Rachid, quien ya arribó a conclusiones y condenó por anticipado a los campesinos sin siquiera investigar la actuación policial.

Entre las varias pruebas arrimadas, la denuncia detalla que Luis Paredes recibió un disparo en la frente de arriba para abajo y de izquierda a derecha con orificio de salida por la oreja, siendo rematado cuando ya se encontraba herido. “La trayectoria y el impacto podrían suponer una ejecución”, dice el texto de la denuncia.

Sostuvo que el episodio de las fotografías no cambia en nada el escenario de los campesinos acusados, cinco de los cuales se encuentran en huelga de hambre hace 35 días en protesta contra la causa viciada y con irreparables violaciones al debido proceso que enfrentan.

Error

En comunicación con la 780 AM,  la senadora Desirée Masi declaró que fue un error haber denunciado que los campesinos que aparecen maniatados fueron ejecutados, ya que posteriormente se comprobó que  estaban vivos. Admitió que no chequearon suficientemente la información.

Luis Olmedo, uno de los acusados por invasión de inmueble y asociación criminal, confirmó a radio Cardinal que él es uno de los que aparecen maniatados, junto con Felipe Benítez Balmori, uno de los que se encuentran en huelga de hambre en Tacumbú, y Richard Barrios, menor de edad que ya fue condenado a dos años de prisión.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.