Debatieron sobre las desigualdades de género en el periodismo, el campo y el sindicalismo

Periodistas, líderes sociales e investigadoras participaron el miércoles pasado de un conversatorio organizado por el Sindicato de Periodistas del Paraguay, dejando importantes aportes.

Ana Antúnez, La Nación: “Muchas veces por ser mujer te quieren pisotear y cortar las alas cuando te ven saliendo de las normas sociales convencionales”.

Yennifer Caballero, Paraguay Tv: “Aparecemos en los medios como cosas, como imágenes burladas sin protagonismo”, dijo.

Dora Flecha, Paraguay Pyahura: “la sociedad nos mira a las mujeres como ciudadanas de segunda”.

Moira Martínez, Diario Popular: “No hay peor cosa que tener que luchar contra el machismo de las congéneres”.

Carmen Vallejo, CDE: “2 de 3 mujeres periodistas han sido víctimas de violencia, hostigamiento, amenazas de parte de jefes, supervisores, compañeros de trabajo”.

Yennyfer Caballero, Zulema Alcaraz, Carmen Vallejo y Ana Antunez. Foto: SPP

Aportes y desafíos de alta demanda para las organizaciones sociales surgieron del conversatorio sobre desigualdades de género en el periodismo, en el campo y en el sindicalismo, propuesto por la Secretaría de Mujer de la Sindicato de Periodistas del Paraguay en el contexto del Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer y los Derechos Humanos. El mismo tuvo lugar el pasado miércoles 4 de diciembre y contó con el apoyo del Equipo Feminista de Comunicación y la Coordinadora de Derechos Humanos (Codehupy).

“La organización se reconoce en un momento delicado en donde el encuentro es necesario ya que el actual gobierno marca un nuevo rumbo con criminalización a las luchas sociales y mayor represión. Las compañeras mujeres son afectadas por el modelo neoliberal y también por el sistema patriarcal, por eso es doblemente importante que discutamos tanto hombres como mujeres, el rol de las compañeras en la lucha contra esa opresión, más aún ahora que estamos ante la necesidad de fortalecernos y caminar hacia una acción unitaria, ahora que está planteada la huelga general para frenar el nuevo rumbo”, dijo el Secretario General del SPP, Santiago Ortiz, quien dio el saludo inicial del conversatorio.

Ana Antúnez, del diario La Nación. Foto: SPP.

Mujeres “antipopulares”

Ana Antúnez, periodistas del Diario La Nación, refirió que muchas veces las mujeres padecen formas de violencia sutiles en sus lugares de cobertura y que para no parecer antipopulares tienen que aceptar chistes y comentarios vejatorios. “Tenemos que aceptar ciertas bromas machistas en los lugares de cobertura… empieza de manera amena, pero más allá de eso se está tocando la imagen de las mujeres y muchas veces nosotras no sabemos parar, porque si lo hacemos seremos “antipopulares”. Yo soy la “argel” siempre. Es una lucha solitaria pero no por ello la dejaré de hacer”, refirió.

Contó una anécdota en la que Federico Franco la trató de soez, chabacana y vulgar porque en una conferencia de prensa le hizo una pregunta incómoda. Agregó que por el resto del año tuvo que aguantar que los colegas le hicieran bromas sobre Federico Franco y que éste incluso la llegó a excluir de una lista oficial de periodistas que debían viajar a New York.

“Muchas veces por ser mujer te quieren pisotear y cortar las alas cuando te ven saliendo de las normas sociales convencionales y juegan con tu imagen de mujer. Nuestra profesión es dura en las calles pero también tenemos a muchas mujeres que son firmes en sus principios y debemos seguir ese ejemplo, e ir educando a nuestros colegas, ser coherentes con nuestras ideas y así haremos cambios profundos en nuestro país”, reflexionó finalmente.

Mujeres cosas o imágenes burladas mediáticamente

Yennifer Caballero. Foto: SPP.

La periodista de Radio Nacional del Paraguay y de la ex TV Pública, Yennyfer Caballero, habló de la importancia de la participación activa de los compañeros en la búsqueda de la igualdad de género, como derecho humano fundamental, para lograr una nueva sociedad. Seguidamente se refirió que la vida democrática del país pasa por un momento difícil y que eso incluye al espectro mediático. “Las mujeres no solamente levantamos el país luego de la guerra grande, sino que lo sostenemos cotidianamente, las mujeres del campo y la ciudad. Y sin embargo aparecemos en los medios como cosas, como imágenes burladas sin protagonismo”, dijo.

Habló de la extinción del concepto de lo público, lo cual va desde un cambio de nombre de la televisión pública hasta un cambio de paradigmas. Refirió que estamos en un proceso de democratización en retroceso, que va hacia la extinción y muerte de los medios públicos, la persecución de los medios comunitarios y un fortalecimiento de los medios privados lo cual dificulta el panorama para las luchas hacia la equidad de género.

Sobre las desigualdades dijo que la discriminación hacia las mujeres va desde la designación de las coberturas, hasta la asignación de los rubros salariales. También indicó que existe discriminación en la designación de altos mandos, como los cargos de decisión o gerenciales.

“Las compañeras en el interior ni siquiera se les da un salario piso, ni en los medios privados ni en los comunitarios. En el caso del primero, no tienen salario fijo, no tienen un mínimo, se les obliga a vender publicidad lo que la expone nuevamente a vejámenes. No tienen cobertura social, han denunciado el no pago de IPS y la justicia respondiendo a los intereses de los dueños de los medios”, indicó.

Por otro lado, dijo que a las compañeras del campo, tienen directa participación con sus organizaciones y en esa misma medida sufren la criminalización de las organizaciones a las que pertenecen. “El Poder Legislativo no genera herramientas para protegerlas. Es el Estado, a través de su Poder Judicial el que condena a la mujer en lugar de garantizar sus derechos”, espetó. Finalmente, propuso generar comités en los barrios, grupos de trabajo de base para seguir fortaleciendo los espacios de expresión popular, los espacios públicos, los debates y los encuentros. “A pesar de que el panorama se presenta lúgubre, hay que ver que la luz de esperanza en la unidad que genera tantas injusticias”, concluyó.

Dora Flecha, Paraguay Pyahura. Foto: SPP.

Ciudadanas de segunda

La luchadora social Dora Flecha, referente del Paraguay Pyahura, resaltó la importancia del debate, dijo que no hay mayores diferencias entre la situación de las mujeres trabajadoras del campo y de la ciudad porque “la sociedad nos mira a las mujeres como ciudadanas de segunda”, dijo. Añadió que es importante la presencia de los compañeros en el debate porque sin un cambio de actitud de los compañeros la sociedad va a continuar sufriendo los embates de la discriminación contra la mujer. “No nos ven como personas capaces de generar cosas importantes para la sociedad. No ven la importancia de la mujer desde su experiencia y lo que puede aportar en sus organizaciones y su sociedad”, señaló.

Dijo que el propio Estado es machista, porque sigue la lógica de una sociedad machista que ve a la mujer solo en su rol de madre, de cuidadoras y educadoras de sus hijos, de gente que está para atender las cosas domésticas. “Se le niega a la mujer todos los espacios de decisión, de pensar, de hablar y de discutir sobre cuestiones importantes para sus organizaciones. A las mujeres así se las ve como problemas”, indicó y reflexionó que sus congéneres han librado muchas luchas para derribar barreras y así participar en los espacios de decisión como las delegaturas de comité, comisión directiva de las organizaciones regionales, pero aún hay un trabajo importante que hacer para conseguir espacios de decisión a nivel nacional.

Seguidamente dijo que las mujeres tienen aún barreras por delante para lograr la igualdad de participación que quieren y que para ello hace falta mucho trabajo dentro de nuestras organizaciones.

El machismo de las propias mujeres

Moira Martínez, diario Popular. Foto: SPP.

La periodista Moira Martínez, del Diario Popular habló en su intervención de la discriminación salarial y la presión de los propios compañeros varones, pero hizo una larga reflexión sobre la forma más intolerable del machismo, que es el que ejercen las propias mujeres. “El machismo de las propias mujeres. No hay peor cosa que tener que luchar contra el machismo de las congéneres”, dijo.

Expuso las situaciones difíciles que tienen que atravesar en el ejercicio diario del periodismo, con sus fuentes, que también hacen diferencia según se trate de mujeres periodistas u hombres periodistas. Contó además, la lucha que llevan en la redacción porque actualmente los colegas hombres, se oponen a que se tome tereré en horario de trabajo.

De 3 periodistas, 2 son víctimas de violencia

La referente de género Carmen Vallejo habló de las cifras de actos violentos ejercidos hacia las mujeres periodistas y subrayó que hay una especial necesidad de tener registros y datos actualizados sobre la situación de los derechos de la mujer. Tenemos un estudio del 2003 del Centro de Documentación y Estudios (CDE) que indica que 2 de 3 mujeres periodistas han sido víctimas de violencia, hostigamiento, amenazas de parte de jefes, supervisores, compañeros de trabajo.

“A menudo el riesgo está en los propios lugares de trabajo, el problema de violencia se da en la redacción o en el lugar de trabajo y no en las coberturas. Más de la mitad de las mujeres experimentaron abuso, hostigamiento de sus jefes, supervisores y sus propios compañeros de trabajo, según este estudio”, dijo Carmen.

Citó otros hallazgos del estudio que habla de que las mujeres son sólo en un 14 por ciento protagonistas de noticias en la prensa nacional, que en estas publicaciones abundan el lenguaje sexista, el morbo; que el lugar que ocupan las mujeres en las noticias destaca los roles de la mujer, reproducen estereotipos y que el tratamiento de las noticias sobre mujeres evidencia una doble victimización.

Al final de las exposiciones hubo un espacio para el debate y conclusiones se habló de la necesidad de crear una mesa interdisciplinaria que incluya a compañeras y compañeros de sindicatos, organizaciones y partidos para recopilar y socializar esos datos y así hacer visible la violencia.

Carmen Vallejos. Foto: SPP.

Finalmente valoró que el debate se esté construyendo en torno a las mujeres, sobre todo por lo que implica hablar de la violencia. “Hay maneras demasiado variadas de ejerce violencia hacia la mujer. Una de las más duras es la de la violencia familiar. Nos da vergüenza contar que las personas que amamos nos golpean, que nos violan y también muchas veces, no tenemos opción de hacerlo porque dependemos económicamente de los hombres por eso nos cuesta hablar sobre esto”, dijo.

La Secretaria de género del SPP, Mariela González, quien también es secretaria de género de Latinoamérica y el Caribe ante la Federación Internacional de Prensa, agradeció la participación y asumió los grandes desafíos que existen por delante, aunque destacó los avances en las conquistas de género en las organizaciones sociales.

Fuente: SPP

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.