De Vargas dice que oposición de campesinos a fumigaciones se debe a cuestiones políticas e ideológicas

Secretario de Estado aclara, en cambio, que en “algunos casos” los reclamos son válidos.

Francisco de Vargas, ministro del Interior. Foto: Fan page del Ministerio del Interior.

El ministro del Interior, Francisco de Vargas, criticó a los políticos que apoyan los reclamos campesinos y abogó por que se realicen “acciones integrales” sobre el modelo productivo y “evitar manifestaciones que pretendan enervar la acción policial”. Dijo que detrás de los reclamos se esconden cuestiones políticas e ideológicas, aunque observó que en “algunos casos” los reclamos son válidos.

“Hay algunos casos en los cuales los reclamos son válidos y en otros hay una cuestión política y hasta ideológica”, señaló De Vargas a radio Cardinal.

Consultado respecto a los “intereses políticos” que habría en la oposición de los campesinos a que se fumigue en sus comunidades, señaló que “eso no es ninguna novedad. No es la primera vez que lo señalamos. Lo importante es que eso se entienda y que aquellos que pretenden manipular o aprovecharse de los intereses campesinos, tratan de sacar rédito político a partir de ello”.

También aconsejó a los políticos que apoyan las reivindicaciones campesinas que busquen “otras acciones” para lograr el cambio en el modelo productivo en lugar de “enervar los ánimos de los manifestantes, en este caso de los campesinos”.

El funcionario defendió la acción policial registrada el pasado miércoles 22 de enero en General Resquín, departamento de San Pedro, en que un campesino perdió un ojo durante una protesta contra fumigaciones ilegales, afirmando que sin la intervención de la policía el “saldo hasta hubiese sido fatal”.

Francisco de Vargas dice que la policía no custodia las fumigaciones, sino que resguarda el «orden público» para evitar enfrentamientos.

“Yo estoy casi cien por ciento seguro que si la policía no hubiere estado en ese lugar, hubiera habido un enfrentamiento mucho mayor entre empleados de agricultores y campesinos y el saldo hasta hubiese sido fatal”, expresó.

Asimismo, negó que la policía custodie las fumigaciones ilegales, sino que, según afirmó, se constituye en el lugar para “mantener el orden público”.

“La policía está para garantizar la seguridad de todos los paraguayos, ya sean estos agricultores, grandes productores, pequeños productores, campesinos, citadinos y mantener el orden público”, remató.

De Vargas había amenazado a los parlamentarios Luis Alberto Wagner y José “Pakova” Ledesma que serían investigados por “instigar” las acciones campesinas contra tierras malhabidas y fumigaciones ilegales.

Lea también

Médicos de Clínicas alertan sobre vínculo entre el aumento de casos de cáncer y los transgénicos

Campesino que perdió un ojo en represión ofrece su testimonio

Comentarios

Publicá tu comentario