De muertes impunes y vivos sin memoria. A 14 años del Marzo Paraguayo

El martes 26 de marzo se cumplirán 14 años de la masacre de jóvenes en la plaza. Jóvenes que fueron ahí buscando defender una democracia en peligro. La plaza se convirtió en un espacio de resistencia, compartido entre hombres y mujeres jóvenes, campesinos y campesinas. La lucha era contra el peligro de la dictadura, la pelea (real y simbólica), era por el espacio de la plaza, amenazado por los oviedistas.

Así fueron llegando jóvenes. Uno de ellos fue Miguel Zarza, quien había ido a llevar hielo y se quedó. Fue el primer muerto.  Más tarde cayó Armando Espinoza, a quien alcanzó una bala por la espalda, luego de auxiliar a una persona de avanzada edad.

A Manfred Stark le perforó el pecho una bala, él era presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias y Tecnologías de la UCA. Víctor Hugo Molas era un barrabrava de Olimpia que se negó a ser atendido de la herida que tenía en la cabeza, él quería volver a la plaza. Regresó y ahí otra bala silenció su lucha. Tomás Rojas era un electricista concepcionero que cayó bajo el edificio de la entonces Cámara de Diputados.

Cristóbal Espínola llegó a Asunción con la Manifestación de la Federación Nacional Campesina, tenía 35 años. Henry Díaz Bernal cayó con dos balazos en la cabeza. Su madre, Gladys Bernal, sigue luchando contra la impunidad y el olvido. Ella también perdió a su marido y tiene graves problemas de salud. Arnaldo Paredes murió un año después por las heridas que recibió en la plaza.

Ellos son nuestros muertos. Por ellos no hubo tres días de duelo ni el presidente lloró en su funeral. Pero ellos murieron para que nunca más tengamos una dictadura.

Casi 14 años después murió Lino Oviedo, el responsable de la matanza. Murió como vivió, desafiando hasta al cielo y en total impunidad. Fue enterrado como un héroe y el recuerdo de estos nuestros muertos fue mencionado solo como una escaramuza, como de paso.

Me da mucha rabia la muerte impune de Oviedo. Me da mucha rabia que en plena campaña proselitista se haga todo lo posible por esconder a nuestros muertos, para que no se “ensucie” el recuerdo  de “mi general”. Me da mucha rabia la desmemoria, que hace que unos y otros hoy eviten de todas las maneras posibles recordar  que hay grandes responsables de la matanza del marzo paraguayo que están impunes. Tan impunes que siguieron haciendo lo que saben hacer: golpes de estado.

Por Miguel, por Armando, por Manfred, por Víctor Hugo, Por Tomás, por Cristóbal, por Henry, por Arnaldo, por nosotras, por nosotros. No los olvidemos, no olvidemos a los responsables.

 Quienes no queremos olvidarlos, quienes queremos que toda la sociedad recuerde a los culpables estaremos el martes 26 de marzo a las 19.00 hs en la plaza que fue suya y nuestra. No permitamos que nos gane la desmemoria y la impunidad. Ahí estaremos. Porque ellos aquí están.

Comentarios

Publicá tu comentario