De Gásperi califica de «injusticia» que campesinos reclamen tierras robadas al Indert

El abogado Gustavo de Gásperi acusó al senador Fernando Lugo y al diputado José Ledesma por supuestamente instigar a los campesinos que reclaman que la finca 1105, propiedad del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), sea devuelta al Estado y utilizada para los fines de la reforma agraria.

El abogado Gustavo de Gásperi dice que el reclamo campesino es una «sanción» por los artículos que escribió en ABC Color contra el gobierno de Fernando Lugo. Foto: ABC Color.

“Esta gente campesina está dirigida por la gente de monseñor Lugo, de Pakova Ledesma, de toda esta gente que dirige posiblemente con la intención de establecer un pie a tierra dentro de un inmueble ajeno”, declaró De Gásperi a la 780 AM.

El abogado denunció que el reclamo de las tierras ubicadas en el distrito de Capiibary, departamento de San Pedro, es una “sanción” por las críticas que realizó al gobierno de Fernando Lugo mediante artículos en el diario ABC Color. Asimismo, calificó de “injusticia” el supuesto instigamiento de parte del expresidente y actual senador del Frente Guasu.

“Como yo escribí en ABC Color en contra de esta gente durante su permanencia en el poder, presumo que tienen la intención de sancionarme, pero que evidentemente lo hicieron muy bien en un sentido, pero por otro con una fuerte dosis de injusticia”, expresó.

De Gásperi señaló que todo forma parte de un libreto a fin de llevar a cabo una expropiación siguiendo los procedimientos aplicados por el fallecido presidente Hugo Chávez en Venezuela.

También desestimó las denuncias de torturas contra los campesinos, que “aparecen como víctimas llorando por haber sido desalojados cuando que ingresaron de manera ilegal”, dijo. Asimismo, acusó a los labriegos de haber tumbado casas, retiros y robar las alambradas y un tanque australiano.

Falsificación

Sin embargo, de acuerdo a la documentación disponible, la finca 1105 que reclaman los campesinos es propiedad del Indert y fue apropiada hace más de 30 años por De Gásperi, quien aprovechó sus vínculos con la dictadura para hacerse ilegalmente de la propiedad. El robo del bien público se realizó a través de una falsificación de mala calidad, ya que el documento presentado por el abogado presenta una clara sobreescritura en la numeración, donde el número de finca 1782 aparece escrito encima de otro. De acuerdo a los planos, el inmueble efectivamente forma parte de la finca 1105.

Escritura original de la finca 1105 propiedad del Indert.

Mercedes Vera, de la Dirección de Registros Públicos, había señalado en una reunión en el Senado que los documentos De Gásperi presentan todos los indicios de adulteración, ya que genera muchas dudas que la numeración del documento esté sobreescrito. Esto suele ser el principal indicio de que hay “cosas raras” y que se trata de un documento presuntamente falso, había sostenido en la entrevista realizada en diciembre con la comisión especial del Senado que investiga la actuación fiscal, policial y judicial en los desalojos en el campo.

Los planos también demuestran las inconsistencias de las argumentaciones de De Gásperi, quien ha alegado que “su” propiedad es colindante a la de Pedro Zuccolillo, que se encuentra a 17 km, y a la de Peter Solem, con la que apenas se encuentra en una esquina.

Asimismo, en el plano se observa claramente que la zona reivindicada por los campesinos se encuentra dentro de la finca 1105 del Indert.

A principios de este mes la Sala Constitucional de la Corte hizo lugar a la acción de inconstitucionalidad presentada por De Gásperi contra la realización de una mensura judicial. Resulta llamativo que el reivindicado como genuino propietario se niegue a esclarecer la situación legal de las tierras y dar corte definitivo al conflicto.

Los campesinos denuncian que las distintas acciones favorables a De Gásperi se deben a su vinculación con el presidente Horacio Cartes, ya que la hija de aquel, Guiomar de Gásperi, ocupa una de las direcciones del Banco Amambay, propiedad del mandatario.

 

El documento presentado por Gustavo de Gásperi está sobreescrito, principal indicio de una falsificación. El número 1782 está escrito encima de otro.

En Registros Públicos consta que la finca 1105 es propiedad del Indert.

En el plano se observa que la fracción reivindicada por los campesinos, coloreada en naranja, forma parte de la finca 1105 del Indert.

Enlaces relacionados: 

Denuncian arrestos arbitrarios de campesinos desalojados de tierras del Indert usurpadas por De Gásperi

Labriegos de Capiibary ingresan a salvar sus cultivos tras más de un mes de violento desalojo

Comisión del Senado se reunió para analizar el desalojo de campesinos en Capiibary

Comentarios

Publicá tu comentario