De fiesta, con memoria y en protesta

En setiembre de 1959, luego del asesinato del conocido locutor Bernardo Aranda, la dictadura stronista inició una de más fuertes represiones hacia gays, lesbianas y personas trans, que registra la historia de Paraguay. Cualquier persona de quien se supiera o se supusiera era homosexual, iba a parar a una celda y a largas sesiones de tortura.

Una persona anónima decidió romper el silencio y envió una carta al diario El País, diciendo: “Nosotros seguimos una vocación que es tan antigua como la propia humanidad, y en este siglo de consagración de todos los derechos humanos, nadie puede negarnos el derecho de hacer de nosotros mismos, de nuestro continente físico, lo que queremos, sin incomodar a los otros que no quieran hacer lo mismo que nosotros”.

“En abril de 1999, en la conmemoración a un  mes del  marzo paraguayo, Rafael[1] vendía remeras del GAG (Grupo de Acción Gay), que tenían un dibujo y una frase que decía “Todas las voces pueden ser canción en el viento”. Alguien le preguntó: “GAG es Grupo de Acción ¿qué?” “Cultural”- respondió con media sonrisa”[2].

En democracia, según se tiene recuento, al menos 50 travestis fueron asesinadas por el hecho de serlo, porque a alguien le molesta que existan. En muchos casos han sido hombres que las mataron para divertirse o vecinas que les han rociado ácido para desfigurarlas. La mayoría de estos hechos no han sido investigados.

En junio de 2003, por primera vez, luego de varias actividades públicas y con apoyo de organizaciones sociales y de derechos humanos, las organizaciones de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI), marcharon por las calles de Asunción para decirle a la sociedad que ya no debe seguir existiendo discriminación.

Mucho ha pasado en 10 años. Hoy, quienes hacen activismo, ya no tienen que evitar mostrar su rostro por el miedo a la persecución. Hace varios años que se reconoce que entre los derechos humanos se encuentra el de la libre expresión de la personalidad, incluyendo la orientación sexual y la identidad de género. A 10 años de la primera marcha en Asunción, por primera vez, la Secretaría Nacional de Cultura declara de “interés cultural” la décima marcha.

Porque podamos vivir una sociedad plural, donde todas las diversidades existan, nos hace mejores personas, nos hace mejor sociedad. Porque la igualdad es un paso importante para que algún día la democracia sea real. Porque un mundo donde quepamos todas las personas, es responsabilidad de todas, todos. Por todo esto y más, marchamos el sábado 5 de octubre, a las 11.00 horas desde la Escalinata Antequera.



[1] Rafael del Puerto fue uno de los fundadores de Grupo de Acción Gay, que después fue Grupo de Acción Gay Lésbico y más tarde se agregó Transgénero. Rafael falleció en Enero de 2009.

[2] Red contra toda forma de discriminación. Introducción a la publicación en Paraguay del  informe de la Alta Comisionada de Las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre “leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género». Paraguay, 2012.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.