De destierros, abandonos y otras arbitrariedades

Unos 200 familias indígenas viven en total abandono, en la comunidad Ka’aguy Poty Kamba, en el distrito de Jasy Kañy, Canindeyu. Así inicia su denuncia uno de sus lideres, Pablo González. Buena parte de la comunidad está apostada en el Ferrocarril.

Hace cuatro días que un nuevo grupo de pueblos originarios está apostado en el Ferrocarril.

Hace cuatro días que un nuevo grupo de pueblos originarios está apostado en el Ferrocarril. Foto: Rufo Diana.

Del campo a la ciudad. De los aniguos bosques al asfalto.

Del campo a la ciudad. De los aniguos bosques al asfalto. Foto: Rufo Diana

Aseguran haber golpeado varias puertas de las entidades gubernamentales, pero hasta la fecha ninguna han dado respuesta positiva. El reclamo de la comunidad es que la SENAVITAD termine la construcción de una 110 viviendas iniciadas en tiempo del gobierno de Fernando Lugo. La misma había sido interrumpida tras el golpe parlamentario del 22 de junio de 2012.

En tiempo de Federico Franco, recibieron la promesa de que se continuaría con la obra, porque -según decían- existían recursos. Tal promesa nunca se cumplió. Las razones son desconocidas por los nativos. Apenas iniciada la gestión del presidente Horacio Cartes, volvieron a realizar los tramites para la terminación de las viviendas, pero hasta la fecha ni siquiera han podido conversar con el encargado de la SENAVITAD. Las veces que intentaron tal conversación coincidían con algunas reuniones importantes que el secretario estatal mantenía fuera de la oficina, o que la agenda estaba muy apretada.

En la comunidad tampoco cuentan con energía eléctrica, agua potable y camino de todo tiempo. González se pregunta si alguna vez tendrían igual trato que cualquier ciudadano que  preside una de las seccionales del actual partido de gobierno.

“Es triste vivir así, prácticamente no nos tienen en cuenta, no sabemos si es por ser pobre o por ser indígenas, o por ambas cosa”, se lamenta.

La comunidad Ka’aguy Poty Kamba se encuentra a unos 280 Km. de la capital. Actualmente en la comunidad viven mas de 250 familias, de las cuales gran parte se encuentran acampada desde hace tres días en el Ferrocarril, en total precariedad, exponiendo a muchos niños  al frio y las lluvias, propio de este tiempo del año.

indigenas estacion“Desgraciadamente las autoridades no nos atienden, y eso nos obliga a tener que mendigar a la capital y exponernos a muchos peligros”, se lamenta Pablo González, quien  encabezó en la fecha una movilización hasta la Secretaria de Emergencia Nacional, donde solicitaron, víveres, colchones y frazadas para las familias ubicadas provisoriamente en el ferrocarril.

El Instituto Paraguayo del Indígenas (INDI), entidad que trabaja con los pueblos originarios del país, tampoco le ha asistido hasta la fecha. Pablo González cuenta que han intentado conversar con el presidente del Instituto Paraguayo del Indígenas. No encontraba en la institución le dijeron. De ahí se trasladaron directamente a la Secretaria de Emergencia Nacional.

Hasta la fecha, sobreviven gracias a la solidaridad de los vecinos del ferrocarril, que les acercan alimentos y algunas ropas para los niños y las mujeres para a

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.