De bárbara y nefasta califican la condena al escritor Nelson Aguilera

Ante la condena de 2 años y medio de cárcel para el escritor Nelson Aguilera por supuesto plagio a una obra de María Eugenia Garay, personas vinculadas a las artes alzaron su voz.

Nelson Aguilera. Fuente de imagen: paraguay.com

El escritor Nelson Aguilera en su obra “Karumbita la Patriota” supuestamente habría plagiado parte de la obra de María Eugenia Garay “El Túnel del Tiempo”. Tras tres años de juicio, Aguilera ayer fue sentenciado en primera instancia a 2 años y medio de cárcel.

El conocido crítico de arte y ex ministro de Cultura, Ticio Escobar expresó en su muro de Facebook: “La condena a Nelson Aguilera hoy significa una desgracia para la libertad de expresión y creación. Creo que ahora sí se imponen posiciones firmes de la comunidad cultural a través de los individuos que la integran, de las sociedades y las asociaciones orientadas a defender los derechos gremiales del escritor.”

“En el plano de la literatura (como del arte en general) la figura de la condena por plagio autoral es totalmente anacrónica: en una época en que la creatividad literaria consiste en la capacidad de reelaborar y replantear los grandes temas de siempre, significa un acto de no sólo de oscurantismo autoritario, sino de suprema ignorancia o de grave mala fe condenar a un escritor por plagio.” Escribió Escobar.

“La cuestión es preocupante porque los discursos del arte no pueden ser analizados en términos cuantitativos de modo a medir el grado de coincidencia que pueda existir entre ellos. La retórica, la sintaxis del ámbito poético, tienen particularidades que no pueden ser ponderados. Además en la cultura contemporánea, las imágenes y las formas son libres; la diferencia radica en el montaje, la rearticulación que cada quien haga de un repertorio común para arrancar sentidos nuevos. Los temas no interesan en el arte. Las mismas iglesias, los mismos paisajes, los mismos personajes han sido pintados mil veces con resultados totalmente diferentes: allí radica lo creativo, no en el motivo que no es nada más que referencia extraliteraria, insumo que debe ser procesado. ¿Qué capacidad tienen los jueces de entender estas cosas? ¿De sentenciar a alguien por esto? ¿De enviarlo a la cárcel? Gente, hay que tomar medidas, de lo contrario, retorna Fahrenheit 451… La Santa Inquisición está a un paso.” Advirtió Escobar en su muro de Facebook.

La condena a Nelson Aguilera es una barbarie, según Mario Casartelli

Por su parte Mario Casartelli también expresó su parecer en las redes sociales: “Lo de Nelson Aguilera no es, jamás de los jamases, plagio. Leí los argumentos (si así se los puede calificar) de las personas aipo, ndaje, expertas en estos menesteres. Incluso se lo manifesté a la demandante como al demandado. Y son muchos los escritores de reconocida trayectoria que califican de absurdo pretender que allí haya habido plagio alguno. Pero cuando hay mente obcecada por una parte y por otra burras y burros verificadores, como también abogaduchones que saben tanto de literatura como yo de la vida en otras galaxias, entonces se producen -se reproducen- hechos como estos que merecen toda la repulsa de la ciudadanía. Ciudadanía honesta, se entiende.”

Peligroso porque sienta jurisprudencia

El escritor Cristino Bogado dijo: “Es bastante grotesco esto, porque la acusación de plagio derivó a instancias judiciales, generalmente este tipo de cosas se dirime en instancias literarias. Evidentemente a Garay al pedir cárcel no le interesaba esto, no le interesaba la retractación o resolver de otra manera. Directamente fue para quemarle a Aguilera.”

Bogado añadió: “Me parece ridículo una acusación de plagio, porque el que está en el mundo de literario sabe que uno siempre trabaja con subtextos o paratextos, los grandes teóricos hablan de eso, nada sale de la nada. Lo peligroso acá es que sienta jurisprudencia.”

Nuestra justicia es el hazmerreír del mundo

El escritor Javier Viveros se manifestó en los siguientes términos: «Luego de tantos siglos de literatura la originalidad químicamente pura puede ser solo una entelequia. Lo que importa es el tratamiento que cada escritor dé a los temas que enfoca. Yo he leído ambos libros y no hablo por boca de ganso; ya en junio de 2011 conseguí ambas obras y publiqué en el blog mi parecer de que no existía plagio alguno.»
Agregó: «Al pasado sólo se viaja con máquinas del tiempo y en los libros de literatura infantil no suelen escasear los niños ni los animales parlantes. Esta injusticia representa un tirón gravitatorio hacia la obscuridad del pasado, pues coarta la libertad de creación. Nuestra justicia es una vez más el hazmerreír del mundo:
hizo caso omiso del dictamen de personas de amplia y sólida formación literaria.»
Viveros finalizó: «¿Qué se viene ahora? ¿Un nuevo Index Librorum Prohibitorum?»

Sentencia nefasta dice la Sociedad de Escritores del Paraguay

Lisando Cardozo de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP) manifestó que la opinión generalizada en la SEP es que esta sentencia fue nefasta. “Ayer fue un día negro, prácticamente para la literatura paraguaya, porque esto que se dio sienta las bases para que de ahora en más se demande o acuse a cualquier escritor por cualquier motivo”, manifestó Cardozo.

Asimismo Cardozo añadió que no se permitió a los especialistas dar su opinión quedando Aguilera huérfano ante el tribunal. Indicó que en la sentencia contra Aguilera primaron fuerzas extraliterarias como el caso del hermano (César Garay Zucolillo) de María Eugenia Garay que es ministro de la Corte.

Cardozo deslegitimó las pericias llevada a cabo por María del Carmen Pompa.

 “Acá la que pierde es la literatura paraguaya”, finalizó Cardozo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.