Cuatro decisiones fundamentales del gobierno de Horacio Cartes

El 15 de agosto se cumplirá un año del gobierno de Cartes. Entre las medidas más importantes, resaltan cuatro fundamentales. Apenas  iniciado su gobierno, ya tenía, fruto del pacto “azulgrana”, la habilitación para utilizar al interior del país las Fuerzas Armadas cuando el Ejecutivo crea conveniente. Con esta decisión en la manga, el Gobierno ha establecido una especie de Estado de sitio en los fondos de Concepción con el justificativo de la búsqueda de los integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo. La Constitución Nacional sostiene que las Fuerzas Armadas solo se deben utilizar para defender el territorio nacional y a las “autoridades legítimamente constituidas”.

APP

Casi a la par ya se aprobaba la ley de Alianza Público Privada, una ley que habilita concesiones al sector privado de obras públicas, explotación de recursos naturales, hídricos, en un marco que le adjudica al Ejecutivo el arreglo sin pasar por más instancias del poder público. Esta iniciativa ha sido presentada como el plan maestro del gobierno para la captación de inversiones extranjeras y la movilidad económica a través del empleo.

Soja

Aun con un unos 700 millones de dólares de déficit del presupuesto nacional para este año, el gobierno de Horacio Cartes vetó el impuesto del 10 por ciento a la exportación de grano en bruto. Este año el complejo granero transnacional podría llegar a récord de exportación de hasta 5.000 millones de dólares. Con un apenas un 10 por ciento (en Argentina y Brasil es de alrededor del 30) el Estado paraguayo se hubiera quedado con 500 millones de dólares como máximo, pero con una base de 400.

Bonos «soberanos»

Para tapar el agujero fiscal (continuidad de las obras públicas especialmente) el Gobierno, como lo hiciera ya el gobierno de Federico Franco, decidió emitir bonos “soberanos” al mercado financiero. Ahora que la Argentina está embretada por los fondos “buitre”, esta cuestión es presentada por el gobierno de Horacio Cartes como una victoria del país en el mundo de los créditos internacionales.

La comilla de soberanos se justifica aún más en este fragmento del artículo 4 del decreto presidencial 1991: “…en caso de incumplimiento de uno o más términos de los documentos relacionados a la emisión de Bonos de la citada Ley, y/o en caso de litigio, la República del Paraguay no opondrá en su defensa la inmunidad de soberanía”.

 

Comentarios

Publicá tu comentario