Cuatro décadas caminando con los pueblos indígenas

 

La Coordinación Nacional de Pastoral Indígena, CONAPI, celebra 40 años de camino recorrido con los pueblos indígenas. Entre actividades que hacen a la celebración, recuerda algunos casos emblemáticos que acompañaron.


Ayer, miércoles 1º de agosto, se realizó el primer conversatorio “caminando con los pueblos indígenas” en el marco de los festejos por las cuatro décadas de la Coordinación Nacional de Pastoral Indígena, CONAPI.
El acto se fue en la Casa de retiro Siervas del Espíritu Santo de la ciudad de San Lorenzo donde a la par se celebra la XL Semana Misionera de Pastorales indígenas diocesanas.
El jesuita Bartomeu Meliá fue uno de los expositores, se lo recuerda como el primer secretario ejecutivo del entonces Equipo Nacional de Misiones que en un principio fue sólo un departamento de la Conferencia Episcopal Paraguaya. Recordó que durante esos años se vivieron momentos de mucha tensión ya que estaban desempeñándose en plena época de la dictadura, inclusive a él le tocó el exilio por motivos políticos, bajo orden del entonces presidente Stroessner. El caso concreto que le costó el exilio fueron las denuncias que en su momento hizo del genocidio de los Ache Guayaki.
Mencionó además que en el trabajo indigenista la influencia del Padre José Seelwiche fue fundamental. En sus primeros paso recorrió varias comunidades indígenas tanto Mbya, Avá, Pai Tavyterã entre otros pueblos.

Casos emblemáticos
Estuvieron también presentes miembros de la Comunidad Mbya Guaraní “Che´iro Ara Poty”, el Señor Anselmo y Don Plutarco, un caso jurídico muy emblemático para la institución ya que su gestión duró más de treinta años y después de muchos trámites y sin dejar un sólo mes sin revisar el expediente, hace pocos días se recibió la sentencia favorable en el litigio en contra de empresarios menonitas. En 1981 inició el litigio entre la cooperativa menonita de Lactolanda y los Mbya por un poco mas de 1000 has. La Conapi desde el primer día tomó el caso en el ámbito jurídico, se logró que la tierra sea expropiada de los menonitas, pero ellos pelearon en todas las instancias posibles: coimearon, hicieron chicanas, encajonaron el expediente, etc. Pero aun así la Conapi nunca se rindió. Los indígenas vinieron a manifestarse cientos de veces a Asunción, se logró que las más de mil has. Sean expropiadas a los menonias por  un poco mas de 42 millones.
Entre otros casos simbólicos además están los aseguramientos de tierra de la comunidad Ache “Chupa Pou”, la comunidad Maskoy de Puerto Casado y de la Comunidad Nivacle y Guaraní Occidental en Pedro P. Peña en el Departamento de  Boquerón. Este último caso se ganó a la contraparte del Ministerio de Defensa un año antes de que caiga el régimen de Alfredo Stroessner.
En ocasión se recordó a personas que fueron importantes en la historia de la Pastoral Indígena, ellos ya no están físicamente pero sí espiritualmente: el Monseñor Alejo Ovelar, el Padre José Seelwiche, Hna. María Correa, Dra. Mirna Vázquez y  los lideres Mbya como Vicente Gauto, Demetrio Flores y Máximo González, los lideres Ava Guaraní como la abuela Modesta y la compañera Marina Garcete. Aquellos que ya gozan de la tierra sin mal / Yvy Marane´y del  Tekoporâ.
Estos festejos continuarán en el mes de noviembre con varios encuentros y la presentación del “Libro Presencia de los Misioneros con los Pueblos Indígenas”.

 

Por Comunicación CONAPI

Comentarios

Publicá tu comentario