Cuando la poesía quiere cambiar el mundo

Los poetas chilenos Nicolás Miquea y Florencia Smiths se encuentran en Asunción para participar de una serie de jornadas de poesía, música y charlas sobre arte y política en Latinoamérica.

El productor Rolando Díaz Pérez, Florencia Smiths y Nicolás Miquea, en un banco de la calle Quinta donde conversamos.

La semana pasada Miquea se presentó en Ypacaraí y el martes empezaron sus actuaciones en la capital en un encuentro del que tomaron parte otros poetas paraguayos en el local de Planta Alta.

En el rápido diálogo que mantuvimos en un banco de la calle Quinta, nos cuentan sobre algunos aspectos de sus obras, que a pesar de ser un arte de compromiso social, o por ello mismo, no está exento de intimismo ni deja de lado algunas de las inquietudes más particulares del individuo.

 ¿Cómo se recrea en tu música lo poético y lo político?, preguntamos a Nicolás.

 «En mi primer disco ‘Estados de la materia’, el tema político tiene mucho que ver con cómo se dieron las cosas. Es un análisis sociológico bastante nihilista. Tiene analogías como comparar la sociedad con un cuerpo humano y no tiene una línea política clara.

Luego sí sentí la responsabilidad de ponerme a escribir cosas que fueran directamente políticas y dirigidas a ciertas luchas que yo consideraba que necesitaban ser alentadas. O sea, más allá de lo político lo que más me interesaba era hacer poesía”, afirma.

En este sentido sostiene que “el segundo disco es el material directamente político, que toca temas como los desaparecidos tanto en Chile como en Latinoamérica, el imperialismo, el movimiento estudiantil en Chile. De esa forma llegué a la canción social contingente.

Por ejemplo, ‘Cuando el imperio habla de paz’, canción que da el nombre al disco, surgió de la impotencia que sentí yo cuando la Unión Europea recibió el premio Nobel de la Paz. Recordando los diferentes premios Nobel que ha habido en la historia. Muchas son personas que han hablado de paz, pero que realmente han actuado con violencia y han combatido la paz. Algunos años atrás fue Barack Obama, hace mucho tiempo fue Henry Kissinger”.

Luego nos relata que en su formación de artista sus influencias pasaron desde Víctor Jara, el punk hasta el rap chileno contemporáneo, que denuncia los ataques contra la comunidad mapuche y otras problemáticas sociales.

Reitera que el fundamento de su canción es la denuncia de las injusticias sociales que vio y vivió al haber crecido en una villa, pero que al mismo tiempo su obra incluye aspectos tan personales de su vida como un poema dedicado a su madre.

En el margen del cuerpo

En tanto, a Florencia le consultamos específicamente sobre sus poemas puestos en vídeo, específicamente “En el margen del cuerpo”, que además de un mensaje social directo, tiene juegos estilísticos de alto vuelo como la superposición de voces que parecen no tocarse, pero que terminan fundidas en un relato único: la autoridad.

De contenido profundamente anarquista, “En el margen del cuerpo” es una crítica directa al sistema educativo chileno, uno de los más privatizados del mundo y que aún conserva el espíritu pinochetista.

“Es cuestionar ese momento en que te enseñan a leer y escribir. Para mí no es solamente un entrenamiento mecánico.  Al leer y escribir yo me leo y me escribo a mí misma. A mí me pasa que aprendí a leer y escribir sola. Entonces a mí me planteaba quién es la persona que está dentro de mí, quién soy yo. Ese desdoblamiento de las voces, de la poesía. Uno carga muchas historias y muchas voces.

También está lo de criticar este sistema educativo, que es un sistema que está podrido hace muchos años y que no lo piensan cambiar porque hay muchos intereses económicos de por medio, pero que está haciendo mierda a los jóvenes y a los niños. El momento escolar más importante es el infantil. Y ahí están la corrupción. El sistema económico y escolar está totalmente coludido con el sistema político. Hay como un ser autoritario que te enseña, que te dicta, que te va normando. Yo no creo en el poder, no creo en la jerarquía”, remata.

Cuenta que en esta obra está muy presente su experiencia de docente en el mismo colegio religioso que le había hecho tanto mal y que por ello mismo está desaprendiendo todo lo que el poder ha pretendido instalar en ella y pretende instalar con los niños, asevera mientras se horroriza rememorando lo que las escuelas hacen con los niños.

“Este primer libro lo demoré mucho en publicar por las dudas y los cuestionamientos y tampoco quería asumir que escribía. Mi poesía es un proceso en que busco reconstruirme yo como sujeto. Pero incluso en lo más personal hay algo político. Para mí la escritura es un cuestionamiento eterno”, concluye.

http://youtu.be/L7t3jGfGUrE

Las próximas presentaciones en Asunción se realizarán el sábado 14,  jueves 19 y sábado 21, desde las 21:00, en Avda. Boggiani e/ RI 2 de Mayo; el martes 17, a las 20:00, en el Centro Cultural Paraguayo-Alemán.

En tanto, el viernes 20, desde las 21:30, Miquea presentará una charla sobre la música y la poesía latinoamericana y los movimientos políticos. Finalmente, el domingo 22, desde las 18:30, realizarán su última presentación en nuestro país en el barrio San Gerónimo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.