Crónica de los discursos de un presidente esclavo de sus palabras

Errores lingüísticos, de conceptos; pretensiones de embaucamiento y afanes de grandeza. Motivos que llevaron a Federico Franco a lanzar discursos que terminaron por darle una imagen de demagogo y ególatra durante sus un año y dos meses de gobierno.

Fuente de Imagen: Facebook de Federico Franco

“Dueño de tus silencios, esclavo de sus palabras”, dice el viejo refrán popular que puede ajustarse sin forzar a los discursos y gestos que el presidente saliente ensayó en sus intervenciones públicas durante su estadía en el Palacio de López, según las incontables publicaciones periodísticas que lo comprueban.

Un simple “error humano”

De la larga lista de informaciones publicadas que dan cuenta de las poca pensadas expresiones de Franco, podemos comenzar citando aquella del pasado 14 de octubre del 2012, cuando, sorprendido por las revelaciones del matutino Ultima Hora sobre el inexplicable aumento de su fortuna personal, dijo: “El ser humano puede cometer errores, yo soy una persona muy ocupada, estoy con muchas cosas en el día (…). Se equivocó el escribano mayor de Gobierno, pero yo asumo el error, el error fue mío…”.

Las revelaciones del matutino comprobaron que en 4 años, Franco incrementó 7 veces su patrimonio. La nota publicó la declaración jurada de bienes hecha por el presidente saliente ante la Contraloría General de la República en el 2008, cuyo monto ascendía a 648.485.000 guaraníes, y también su declaración hecha en agosto del 2011, en la que consta que tenía un patrimonio de 4.849.825.000 guaraníes, 748% más que cuando asumió la vicepresidencia. Franco no tuvo mejor idea que atribuir este sabroso aumento de su fortuna a su condición humana.

El predicador de Monsanto

Otro gesto que concitó la atención de toda la prensa local fue la intempestiva decisión de Franco de apoderarse del micrófono que usaba en una homilía el Monseñor Mario Melanio Medina para defender las semillas transgénicas de la trasnacional Monsanto.

Aquella soledad mañana del 5 de setiembre del 2012, Franco -ofuscado por los ataques de Medina contra los nocivos efectos de los transgénicos en una iglesia de Villa Florida, Misiones- interrumpió abruptamente la misa, tomó el micrófono y se dirigió a la feligresía diciendo: “Usted me conoce monseñor ¿Usted cree, monseñor, que yo tomaría una medida que perjudique la salud de la gente? (…) semillas transgénicas producidas por Monsanto beneficiarán a los productores campesinos del país (…) si es así como usted dice, que afecta la salud de la gente, muéstreme usted las pruebas de que esas semillas dañarán la salud de la gente y yo revocaré mis medidas”. La gente, atónita, tuvo que escuchar el largo discurso político del presidente.

A estas expresiones siguió otra, el día siguiente, pero esta vez mediante una incursión en su cuenta de la red social twitter. Ante las duras críticas del Monseñor Medina por su abierta defensa de los transgénicos, Federico trató de ser creativo insinuando una vinculación del dirigente católico con el EPP.

“¿Por qué Monseñor Mario Melanio Medina se hace del desentendido sobre el EPP? Por favor Monseñor, usted es hombre de iglesia!”, decía el tuit; en el siguiente tuit intenta  formular una especie de silogismo para probar el  supuesto vinculo escribiendo: “A Monseñor Medina le importan más los transgénicos que el EPP. Lectura comprensiva compatriotas. Viva Paraguay!”. Y para rematar, escribe en el último: «Monseñor Medina hoy no respondió cuando le preguntaron sobre el EPP. Se acuerdan la respuesta de Lugo en el caso Cecilia Cubas. La misma cosa”.

“Una familia puede vivir bien con 1.400.000”

El presidente liberal sorprendió un 22 de agosto del año pasado a los alrededor de 2.500.000 compatriotas que sobreviven en la pobreza con estas expresiones: “Abogo por la unidad de la familia paraguaya (…) y los ministros tienen la responsabilidad de que el paraguayo viva bien (…) con un millón cuatrocientos mi guaraníes puede vivir bien, porque una familia de cuatro integrantes tendrá G. 350.000 por persona al mes”. Un raudal de indignación corrió por  las redes y las calles del país, con iracundas críticas contra Franco.

Paneles solares para toda la población chaqueña

En un vehemente discurso que emitiera, un 19 de diciembre del años pasado, en un acto que daba inicio a la construcción de lo que sería “la primera industria electro intensiva en Limpio” propiedad  de una industria privada, a Franco se le ocurrió prometer paneles solares para todos los pobladores del Chaco paraguayo ante la ausencia de energía eléctrica de Itaipu y Yacyretâ en esa región, algo casi imposible de implementar aún por su elevadísimo costo.

 “…en muchos lugares del Paraguay no llega la energía, en particular el Chaco, al que estamos proveyendo  paneles solares, porque no tenemos cobertura por la distancia de Itaipú y Yacyretá. Y esto es una solución. Vamos a proveer  ahora a cada comunidad del Chaco y tendrán la posibilidad de tener su heladera, su luz, va mejorar su condición de vida”, expresó en aquella oportunidad. Para luego  contradecirse informando  que hay pretensiones de la gobernación de la provincia de Corrientes, Argentina, de contar con energía eléctrica paraguaya, y que su gobierno está estudiando seriamente con el presidente de la ANDE,  la posibilidad de “ceder” la energía eléctrica a Corrientes”.

La gente, contentísima con el gobierno de Franco

En otra rauda incursión en twitter, un 15 de enero de este año,  aseguró en su cuenta oficial de esta red social : “Es vox populi que la gente está contenta con nuestro trabajo y van a recordar quién les trajo todas estas oportunidades”. Caracteres que provocaron una ola de burla de los internautas.

A  llevar plata en carretilla de Paraguay

Si Franco inauguro discursos presidenciales a través de las redes sociales, sus intervenciones siguieron siendo mucho más asiduas por los medios de comunicación tradicionales.  Este que sigue lo hizo a través del canal de televisión español  TVE, el 2 de abril de este año, durante su estadía en España, en un apresurado intento por seducir a inversores españoles: “…venimos decididos a encantar al inversionista español para que invierta en Paraguay (…) Estamos esperando los nombres de ustedes para que vayan a ganar dinero, que lleven en carretilla”, dirigiéndose a empresarios españoles, ante la mueca de risa de la presentadora del canal.

Paraguay se bañará en petróleo

El 29 de mayo pasado, vencido por la ansiedad de mostrar los resultados positivos de su gobierno, se aventuró  a anunciar un supuesto que a todas luces no sería posible: que Paraguay se convertiría en un gran productor de petróleo. “…Paraguay no solo va a ser campeón del mundo en producción de energía hidroeléctrica limpia y renovable, también se va a sumar de aquí a poco seguramente para abril, mayo, junio del año que viene a los países productores de petróleo”. Poco importó al presidente impuesto por el Golpe Parlamentario los desmentidos de   Patricia Macchi, representante de  la empresa petrolera President Energy, quien expresaba preocupada a los medios que los augurios del presidente no serían posible, pero Franco  seguía insistiendo públicamente en su versión del inminente Paraguay petrolero.

La pura ideología paraguaya

En medio de su personal y apasionada “batalla” política contra el “bolivarianismo” de Chávez, Franco ofrendó algunas expresiones desconcertantes.  “…Seguimos siendo (independientes) sin presencia de ideologías extranjeras, ni bolivarianas, ni nada por el estilo, con ideología paraguaya, con patriotismo, con nacionalismo, debemos hacer la nueva independencia”, dijo en una fría mañana de mayo pasado. De acuerdo a la visión de Franco, “La ideología paraguaya” se mantendría pura aun ante el envolvente mundo globalizado capitalista, con la red penetrando por todos los poros de las naciones del planeta.

Yo vengo a ofrecer mi corazón

En junio pasado arremetió con otra intervención mediática ofreciendo su “corazón” para que el pueblo le crea. “Debo reconocer que un año es un tiempo absolutamente insuficiente para poder realizar las obras que uno hubiera querido realizar, les soy sincero, de corazón, al decirles que el presupuesto es exiguo para poder llevar adelante las obras, pero hicimos muchísimas cosas y quedan muchas más por hacer”, dijo, pese a que el suyo es el gobierno que más dinero metió al país mediante un elevado endeudamiento del Estado con bancos internacionales.

Un museo

Franco se despidió en estos días previos a abandonar la presidencia con acto que incluso podría llamarla la atención de los sicólogos. Ayer anunció la habilitación de un museo en el que el pueblo podrá apreciar las obras de gobierno que le cupo realizar en los un año y dos meses de su administración.

“Les invito para que vayan, porque es la primera vez en la historia que vamos a tener un presidente de la República que habilita un museo y que la gente pueda tener acceso. Así como abrimos las puertas del Palacio de Gobierno, los gastos que ustedes hicieron en sus impuestos nosotros invertimos para hermosear el Palacio, y vamos a tener un museo para que vayan a ver la historia del expresidente Federico Franco, para que vean su historia, cómo comenzó todo, sus discursos, recortes periodísticos, el bastón de mando, las fotografías”, dijo Franco en declaraciones reproducidas por el diario Última Hora,  hechas durante un acto en el que participó por el 57 aniversario de la empresa ganadera y de productos veterinarios Lauda SAP.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.