Cosechas electorales en tiempos del EPP

Represiones policiales y violaciones judiciales dibujaron el perfil presidencial de Rafael Filizzola.

Su férrea administración enfocada contra el Ejército Paraguayo del Pueblo, que implicó la violación de derechos humanos y encarcelamiento de personas inocentes, hizo a Rafael Filizzola el candidato de los medios comerciales y el empresariado deseoso de "paz y progreso". El bochornoso papel de la fiscalía en el caso de los 14 activistas sociales y campesinos falsamente implicados en el caso Lindstron lo resumen.Foto: Paraguay.com

Lo de ayer fue una ironía del azar. Mientras en el Poder Judicial el juez Gustavo Bonzi no tenía más remedio que resolver la inocencia de  los 14 campesinos acusados, con ridículos argumentos, de haber apoyado al EPP en el secuestro del ganadero Luis Linstron,  el ex ministro del interior Rafael Filizzola era ovacionado por la crema y nata de los empresarios del país en el Hotel Granados Park tras dar lectura a un informe de su actuación en aquella cartera.
Lo que ocurría en uno de los juzgados del barrio Sajonia revelaba que la desproporcionada campaña de represión del gobierno contra el EPP, ejecutado con extrema eficiencia por Filizzola, arrojó  violaciones de derechos humanos y judiciales de centenares de compatriotas acusados falsamente de formar parte del grupo armado o de apoyarlo; violaciones que fueron una lógica de aquella campaña. Digo lógica porque sin los abusos y excesos judiciales y policiales,  el largo operativo  no hubiera tenido los resultados políticos deseados por el gobierno, y por Filizzola.
Lo que pasaba en el lujoso hotel del centro de Asunción, en cambio, era el resultado político de lo que el juez Bonzi revelaba con su resolución:  el ex fiero ministro del interior cosechaba lo que sembró durante casi  tres años: el voto de confianza de los sectores empresariales ( y de sectores de la ciudadanía que gustan del garrote para su seguridad) a cambio de las balas, garrotes y presiones que repartió en el campo, demostrando así que puede cuidar bien de los intereses de la oligarquía.

Exhibidos como trofeos por el Ministerio Público de Rafael Filizzola, y presentados por los medios como terroristas, donde se les negó el derecho a la presunción de inocencia. No tuvieron el mismo destaque periodístico en su liberación. Más de un año después, la fiscalía no pudo presentar pruebas en su contra. Pero los más de 1 año de prisión de los mismos sirvieron para algo, Filizzola forjó su imágen a costa de estas personas. Gráfica del diario Abc Color del 23 de junio 2010, con el "identikit" de los 14. Foto: SPP

Gracias a la sangre y a la prisión de muchos compatriotas inocentes, Filizzola se hizo de un perfil que hoy es una de las dos patas sobre la que camina la nueva hegemonía post colorada: seguridad para los intereses oligárquicos mediante abundante represión pero vestidos de telas legales; la otra pata la mueve el perfil del ex ministro liberal de Obras Públicas, Efraín Alegre: privatizar y tercerizar  los bienes, servicios y recursos naturales del Estado y del pueblo a manos de los muchachis de la oligarquía.
Esta nueva hegemonía política, que se expresó ayer con la ovación empresarial a las figuras de Alegre y Filizzola, es uno de los resultados del contradictorio y complejo gobierno post colorado del Fernando Lugo.

Niños atemorizados y otros cuerpo a tierra en allanamiento encabezado por la fiscal Sandra Quiñónez, quien también encabezó el caso de los 14 campesinos y activistas sociales encarcelados sin prueba. Foto: SPP

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.