Corrientes Rock: un fin de semana de fiesta a 4 horas de Asunción

El festival correntino no tuvo desperdicios. Babasónicos, La Vela Puerca, y Divididos dieron las notas principales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Divididos. Fotos: Kamikazephotos.

El fin de semana pasado se realizó el Corrientes Rock, la segunda edición del festival de rock correntino. Babasónicos, La Vela Puerca y Divididos fueron los principales atractivos, todas bandas que ya han tocado más de una vez en nuestro país. La cercanía de Corrientes y el interesante cartel del festival motivaron a muchos paraguayos a viajar para vivir tres noches de mucho rock.

 

Salir a la ruta es siempre especial, más aún si el paseo consiste en ir a un festival de rock durante todo un fin de semana a la vecina Corrientes, una de las ciudades más lindas de Argentina, a tan sólo 4 horas de Asunción. De gente agradable, amplias calles y plazas que recorrer y una impresionante costanera que bordea el río Paraná, la ciudad fue dueña de tres noches llenas de música de la mano de bandas como Babasónicos, La Vela Puerca y Divididos, con entradas a sólo 30 pesos por noche (Gs 27.000). Así que motivos sobraban para embarcarse hacia el Corrientes Rock.

La aventura se inicia desde el momento mismo en que uno sube al bus, donde después de comprar el pasaje, asegurarte los pases al show y luego de presentar documentos en la aduana, lo que único que queda por hacer es relajarse a contemplar el paisaje a lo largo de la ruta hasta llegar a destino. En tanto, aquella sensación duró poco más de 300 metros, nada más. Un piquete esperaba al cruzar la frontera entre Paraguay y Argentina.

Ciro y los Persas: Apenas salió a escena el ex cantante de los Piojos, la gente se prendió al show bailando y coreando cada canción.

La medida de fuerza fue realizada por algodoneros de Clorinda en reclamo de subsidios al gobierno argentino. La espera del levantamiento del corte de ruta se prolongó durante 6 largas horas para los más de 40 buses de línea y los 60 camiones varados en ambos lados de la frontera. Con el correr de las horas, la idea de cubrir lo que iba a ser la primera fecha del Corrientes Rock con Babasónicos a la cabeza quedaba totalmente descartada.

Pero yendo a lo estrictamente musical, el Corrientes rock ocupó los tres días del fin de semana pasado, fue organizado por el Instituto de Cultura de Corrientes con el fin de impulsar a las bandas de la región del litoral y norte argentino que tocaron antes de las bandas principales. El cartel completo del festival incluía a Babasónicos y Guasones, el viernes 9; Ciro y los Persas y La Vela Puerca, el sábado 10 y el gran cierre de Divididos, en la última fecha, el domingo 11.

Viernes 9 de setiembre: Noche Babasónica

No llegamos.

Sebastián Teseyra y Sebastián Cabreiro de La Vela Puerca cantan, se contestan y se complementan en las voces como en cada concierto de los uruguayos.

Sábado 10 de setiembre: Estrenos uruguayos y rock piojoso“Buenas noches Corrientes, es un gusto estar acá por primera vez”, dijo Sebastián Teseyra,  cantante de La Vela Puerca al terminar “El ojo moro”, la primera canción del show. Sin ser la atracción principal de la noche, los uruguayos  demostraron que en vivo siguen tan enérgicos como de costumbre y a pesar de no contar con material nuevo desde el 2007, la banda tiene un público fiel que los acompaña siempre.

“De atar”, “Haciéndose pasar por luz” y “Zafar” fueron algunas de las canciones de “A contraluz” que se escucharon y que a ésta altura ya son infaltables en el repertorio de cualquier show de La Vela.

“Acabamos de grabar un disco, nos gustaría compartir algunas canciones con ustedes”, anticipó Sebastián. Temas oscuros que siguen la línea de “El impulso” (último disco de la banda) se notaron en las tres nuevas canciones que presentaron los uruguayos, en donde las guitarras sonaron rockeras, las letras se apreciaron bastante introspectivas y los vientos (cómo en sus dos últimos trabajos) estuvieron siempre presentes, pero de manera muy sutil.

Durante la presentación de La Vela Puerca en el anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola” se notó que la mayoría de los que asistieron fueron a ver a Ciro y los Persas, en esta segunda fecha del Corrientes Rock. Sin embargo, con canciones como “Jose sabía”, “Mi semilla” y “Por la ciudad”, los uruguayos lograron entusiasmar y hacer bailar a los más de 13.000 presentes en un show tremendo que los encontró llenos de magia, igual que en las dos ocasiones que tocaron en nuestro país.

La segunda noche del festival continuó con Ciro y los Persas como número principal. Apenas salió a escena el ex cantante de los Piojos, la gente se prendió al show bailando y coreando cada canción. Innegable la calidad instrumental de toda la banda, como también el carisma del cantante a la hora de manejar al público. También hay que destacar que cuando llegó el turno de Ciro, el volumen subió notablemente. Los privilegios de ser cabeza de cartel que le dicen.

Ciro no se guardo nada para la noche correntina, tocó varias de aquellas canciones que llevaron a los Piojos a la masividad dentro de la escena del rock argentino, “Tan solo” fue una de las primeras y quizás la más conocida de aquella banda en nuestro país.  “Verano del ‘92”, “Ruleta” y “Desde lejos no se ve” fueron otros clásicos de los Piojos que Ciro regaló a su gente,  que a esa altura se encontraba en su punto más alto de disfrute y locura.

Domingo 11: La aplanadora del rock

Ricardo Mollo es uno de los mejores guitarristas del argentino. Técnica y carisma son sus principales armas.

El cierre del Corrientes Rock fue cosa seria. Como de costumbre en un show de Divididos: ellos te pasan por encima sin pedir permiso para después dejarte tirado en el suelo preguntando “¿qué pasó acá?”. Ver de cerca a la banda de Ricardo Mollo y Diego Arnedo no es tarea fácil, igual llegamos al frente del escenario antes del comienzo del show, pero se aguantaron dos canciones, nada más.

La marea de gente que se agolpó adelante fue algo impresionante, te arrastraba junto a ella de un lado para el otro, hasta sacarte de ahí. Todo por causa y efecto de lo que sucedía encima del escenario. No por nada le dicen la aplanadora del rock a los Divididos. Sépanlo.

Resulta increíble cómo tres tipos pueden sonar en vivo sobre un escenario. Divididos es un verdadero power trío que se completa con Catriel Ciavarella en la batería y que sin duda es una de las mejores bandas a la hora de disfrutar en concierto. Así pasaron canciones como “Salir a asustar”, “El 38”, “Amapola del 66”, “Cielito lindo” y “Ala Delta”, que se robaron todos los aplausos del anfiteatro (que era un enorme espacio al aire libre en realidad).

“A los nenes de antes, a esos que ya se han retirado por falta de hígado”, fueron las palabras de Ricardo Mollo antes de empezar “Nene de antes”, una de las mejores canciones de la noche.  Asimismo, dedicó “El viejo” a Pappo (la misma canción que la noche anterior Ciro y los Persas tocaron en tributo al fallecido guitarrista). Y como olvidar “Voodo Child”, la increíble versión de Jimi Hendrix, en donde Mollo tocó la guitarra con los dientes.

Ese bajo… el gran Diego Arnedo. Si se fijan en los créditos de los discos de Sumo, la mayoría de las canciones fueron obra de este señor.

Fueron dos horas a pura distorsión de la mano de uno de los guitarristas más influyentes del rock argentino, primero con Sumo y luego con Divididos. Quizá los que estuvieron en Palma en el concierto del grupo en Asunción en 2001 ya han comprobado la fuerza de Divididos y saben de que se trata este trío en vivo.

Hay que decir que una vez huérfano el público de nuestro país de festivales como el Pilsen Rock, por el lado de Corrientes se puede buscar un buen concierto. Por el momento, ya han asegurado que en septiembre de 2012 se realizará otra vez el Corrientes Rock, lo cuál sería otra gran oportunidad (o gran excusa) para conocer lo hermosa que es la ciudad de Corrientes para quiénes no pudieron ir ésta vuelta.

Comentarios

Publicá tu comentario