Convocan a marcha para exigir la suspensión del juicio del caso Curuguaty

Campesinos acusados por la masacre deberán enfrentar un proceso irregular en que se ocultaron pruebas y se incluyeron otras que no guardan relación con los hechos investigados. 

La jueza Yanine Ríos elevó la causa a juicio oral a pesar de las irregularidades que ameritan la nulidad del proceso.

La jueza Yanine Ríos elevó la causa a juicio oral a pesar de las irregularidades que ameritan la nulidad del proceso.

Este viernes 20 de junio se realizará una marcha hasta la Fiscalía en reclamo de la suspensión del juicio del caso Curuguaty y la nulidad de todo el proceso hasta que se resuelva la titularidad de las tierras de Marina Cue .La convocatoria es a las 17:00 horas, desde el Panteón de los Héroes.

El juicio oral fue programado para el 26 de junio y deberán comparecer 12 campesinos acusados de invasión de inmueble, asociación criminal y homicidio doloso en grado de tentativa. Sin embargo, la defensa de los campesinos señala que el juicio debe ser suspendido y que incluso la audiencia preliminar no debió ser realizada, puesto existe de por medio un litigio sobre la titularidad de las tierras entre Campos Morombí y el Estado paraguayo.

A pesar de las sucesivas presentaciones, los incidentes de prejudicialidad fueron sistemáticamente rechazados por la jueza Yanine Ríos, quien insistió en llevar a cabo el proceso a pesar de que aún no esté determinado a quién pertenecen las tierras donde ocurrió la masacre. De esta forma, si llegara a determinarse que las tierras pertenecen al Estado, los cargos por invasión de inmueble y asociación criminal deberían recaer sobre la empresa Campos Morombí. Además, si el procedimiento de desalojo en favor de la empresa fue irregular, la investigación sobre la responsabilidad por las muertes ocurridas debería ser redireccionada.

A esto se suman claras violaciones al debido proceso como el ocultamiento de pruebas y la inclusión ilegal de otros supuestos medios probatorios que no pertenecen a la causa de parte del fiscal Jalil Rachid. Entre estos cabe citar la desaparición de la filmación del helicóptero que sobrevolaba el lugar y los casquillos de armas automáticas que se encontraron en la escena. Así también la inclusión de una escopeta que fue robada después de la tragedia y que no guarda relación con el caso.

Artículos relacionados

Masacre de Curuguaty: dos años después

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.