Conversatorio tratará estado de excepción y su relación con los derechos humanos

Participarán disertantes nacionales e internacionales.

El encuentro está previsto para este jueves 1 de diciembre en el Centro Cultural de la República el Cabildo, a partir de las 19 hs.

Durante el conversatorio expondrán sus testimonios Abel Irala del Serpaj y Magui Balbuena representando a CONAMURI, el evento contará con la presencia de conferencistas internacionales, ellos son Ana Juanche de Uruguay, Guillermo Burneo de Perú, Luis Romero de Argentina, Aton Fon F de Brasil, Pablo Ruiz de Chile y Blas Noriega de Colombia.

El gobierno de Fernando Lugo ejecutó dos estados de excepción en lo que va de su mandato, El motivo es “la grave conmoción interior generada por los grupos criminales, poniendo en iminente peligro el funcionamiento regular de los órganos constitucionales, así como el resguardo de la vida, la libertad y los derechos de las personas y sus bienes”. El primero fue decretado en el mes de abril de 2010 hasta mayo del mismo año, mientras que el segundo fue aprobado en octubre de 2011 con una duración de 60 días. 

Durante la medida decretada en 2010 se desplegaron 3.300 efectivos de la policía y de las FF.AA., el Estado gastó 9.700 millones de guaraníes, no se esclareció el episodio mencionado ni se dio con los responsables. En cambio, se registró a 96.330 personas y se detuvo a 142 personas relacionadas a delitos como robo, abigeato, invasión de inmuebles y homicidios principalmente.

La presencia intimidante de los uniformados en los cinco departamentos donde se declaró la medida el pasado año, fue suficiente para desalentar cualquier tipo de movilizaciones. Según el investigador social Abel Irala, del Servicio Paz y Justicia Paraguay, incluso en las comunidades se tenía miedo de ir a la escuela, y hasta de comprar comida en cantidades, por miedo a ser acusado de colaborar con el grupo armado.

Organizaciones sociales están en contra del estado de excepción, porque según su análisis, no es la forma de encarar los problemas sociales que afectan al campesinado. Agregó que hay temor desde el momento en que los militares y policías pueden aplicar acciones sin orden judicial. Y que en este contexto se suele afectar a mucha gente inocente, sacrificada y trabajadora.

El actual estado de excepción se dio en medio de un llamado de movilización de masas campesinas y sociales en todo el país. “Probablemente no es el EPP el objetivo. Sino esta reacción de las masas en relación a la recuperación de las tierras malhabidas. En ese contexto se encuadra. Si ese es el objetivo, habrá ataques a la comunidades campesinas, expresó Ernesto Benítez, dirigente de la Asociación de Productores Agrícolas San Pedro Norte (CPA-SPN),

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.