Contrabandistas de azúcar trabajan para Stock, Real y Super 6, según Rodolfo Friedman

Polémicas acusaciones familiares. En medio de graves denuncias entre el comerciante azucarero Rodolfo Friedman y su hijo, el candidato cartista para la gobernación del Guairá. «Lastimosamente, mi hijo sinvergüenza me salió mal», aseguró el padre, quien resaltó que su primogénito es un «ladrón».

La historia empezó cuando el candidato a gobernador de Guairá Rodolfo Friedman trató a su padre, propietario de la Azucarera Friedmann, de contrabandista, lo que desató las acusaciones del progenitor luego y que fue involucrando también a otros empresarios.
Al ser entrevistado por la 780 AM, Rodolfo Friedman padre aseguró que “los contrabandistas son los responsables del contrabando y trabajan para comerciantes, supermercados, como Stock, Real, Super 6”.
Ratificó también las expresiones de Hugo Rodríguez, de la Federación de Productores de Caña de Azúcar, quien aseguró que el azúcar de contrabando acapara el mercado local.
“Si hay azúcar blanca envasada en bolsas de azucarera Iturbe, es de contrabando”, insistió, ratificando las palabras de Hugo Rodríguez, de la Federación de Productores de Caña de Azucar.
“Mi hijo, a pedido mío, fue sacado por ladrón. Robó asquerosamente. Entró con una mano atrás, sin un peso. Hoy tiene estancia, anda en Land Cruiser, se va a Las Vegas. Robó y rapiñó Azucarera Friedmann”, sentenció.
“Estuvo ocho años y después propuse quitarle por deshonesto y ladrón”, comentó al indicar que su hijo estuvo a cargo de la empresa familiar unos 8 años.
Dijo que su hijo es una descarado ya que ayer cobró su sueldo de la empresa como director suplente.
“Yo le firmé el cheque. La asamblea lo detituyó como director titular, pero es miembro suplente. Tiene un sueldo y un porcentaje sobre las utilidades”,explicó.
“No voy a votar por mi hijo, es un sinvergüenza, corrupto. Si votan por él, están votando a un delincuente”, finalizó Rodolfo Max Friedman.
Por Radio Ñanduti, el padre ironizó las acusaciones de su hijo, quien según el mismo estaría admitiendo que es un contrabandista al acusar a su empresa, ya que forma parte de ella. Recalcó su decepción sobre el mismo: «lastimosamente, mi hijo sinvergüenza me salió mal».
El hallazgo de cerca de más de 180 kilos de azúcar presumiblemente ingresada de contrabando a inicios del mes ha generado el severo conflicto entre miembros de la familia Friedmann, una de las principales productoras de azúcar orgánica para exportación en el departamento del Guairá.

Comentarios

Publicá tu comentario