Consuman golpe institucional con ropaje de juicio político

Federico Franco asumió el cargo y empieza a designar un nuevo gabinete. Las organizaciones sociales se declararon en movilización permanente.

Ilustración: ENZO.

Finalmente los sectores reaccionarios y sus partidos parlamentarios cumplieron el objetivo que tenían desde que asumiera el  gobierno de Lugo en 2008: destituirlo y volver a apoderarse del aparato del Estado.

Cuatro años después y tras conspiraciones, amenazas y estrangulamiento desde el Parlamento, entre ayer y hoy, en poco más de 24 horas, consensuaron y sumaron los votos para cortar abruptamente el proceso democrático de Paraguay.

Hacia las 15 horas de hoy la Cámara de Senadores empezó a estudiar en sesión la acusación elaborada ayer por la Cámara de diputados y a la defensa. A las 16:30 comunicaban la destitución del presidente de la República.

Fuera del Congreso una multitud de entre siete mil y diez mil personas que seguían los acontecimientos desde las plazas aledañas, repudiaron pacíficamente la acción de legisladores y empezaban a cantar himnos patrióticos cuando les cayó, sin razón aparente, y minutos después de las 17 h, una represión con chorro de agua y gases lacrimógenos.

Esto generó una estampida humana, además de arrojare el saldo de 10  personas atendidas por paramédicos en el lugar, cuatro de ellos derivados al Hospital de Clínicas por problemas de irritación ocular.

A las 18:50 el Congreso ya había recibido al “nuevo” presidente Federico Franco,  excompañero de fórmula de Fernando Lugo en 2008, pero a la vez su primer detractor una vez asumido como vicepresidente cuatro años atrás.

A las 19 horas ya era el flamante “primer mandatario” y vestía la banda presidencial, mientras los medios empresariales de comunicación ya confirmaban tres nombramientos para el nuevo gabinete.

Organizaciones sociales

La actitud mostrada por las organizaciones sociales durante las últimas horas puede que se haya visto influida por las declaraciones del saliente presidente Lugo, quien desde el inicio del juicio político dijo que acataría en caso de concretarse. Hacia las 18 horas de hoy, Lugo hablaba en conferencia de prensa diciendo que salía por la “puerta grande”.

En la plaza se manejó toda la tarde que Lugo tuvo la lealtad y posibilidad de ordenar a las fuerzas militares a salir a las calles, sin embargo decidió no hacerlo, fiel a su actitud de sacerdote de anteponer la calma y pasividad antes que decisiones enérgicas.

Las principales fuerzas campesinas del país se habían declarado en alerta permanente desde días atrás, y decidieron evitar enfrentamientos con la policía hoy en la plaza por la desigualdad de fuerzas. Las mismas se abocarán en cerrar detalles para movilizaciones nacionales de varios sectores de la sociedad que marcarán el país en las próximas horas, en repudio de los últimos acontecimientos políticos y en defensa de la democracia del país.

El otro frente por donde llega una gran presión en repudio contra lo ocurrido y especialmente desconociendo el “nuevo” gobierno, está compuesto por los países de la región, que unánimemente calificaron de golpe de Estado a lo sucedido y decidieron no reconocer el proyecto que asumiera tras el procedimiento amañado del juicio político.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.