«Nosotros esperamos el dictamen de la auditoria»

alt text

Cristóbal Bobadilla, Vicecónsul en Baires

Recién asumido el mando hace 22 días, el Vicecónsul Cristóbal Bobadilla nos recibió en su oficina del Consulado Paraguayo en Buenos Aires.

El traspaso de mando se da esta vez durante un proceso de auditoria interna, ordenado por el Canciller Nacional Alejandro Hamed por acusaciones de corrupción contra la anterior administración, en ese entonces a cargo del actual senador Orlando Fiorotto.

A pesar de que todavía no hay un dictamen, las denuncias de los compatriotas aumentan todos los días. «Nosotros esperamos el dictamen de la auditoría. Dependiendo de los resultados, vamos a ver cómo nos manejamos aquí», dijo Bobadilla.

«Ahora estamos con un déficit muy grande de personal. Ya son cuatro los dados de baja por la auditoría», dijo. Actualmente, de manera extraoficial y sin mediar una licitación, están tratando de llenar los huecos con personal de confianza que seleccionan ellos mismos. “Para los contratos nos manejamos con paraguayos que viven en Buenos Aires, o familiares de paraguayos, que cumplan los requisitos necesario para las funciones que tenemos aquí”.

Referente a la pregunta sobre cómo encuentra la institución, dijo estar medianamente al tanto. «En la Cancillería Nacional se dice que si uno pasa bien en este Consulado, ya pasa cualquier cosa», dijo. Y luego continuó: «Hicimos un pedido presupuestario en Asunción. Nuestro problema principal es presupuestario. Depende ahora del tiempo que tenga el Ministro (de Relaciones Exteriores), que viaja mucho, el que se aprueben o no los proyectos que presentamos para mejorar los trámites».

Este consulado es el más importante organismo paraguayo en el exterior. El flujo de gente alcanza un promedio de 700 personas diarias, que se acercan para realizar todo tipo de trámites. Numerosos son los casos en que los empleados del consulado son acusados de maltrato a la gente, intento de obtención de sobornos, mala praxis, nulo interés en la gente de bajos recursos, etc. Además, las denuncias incluyen quema de documentos por parte de funcionarios, pedido de coimas y mala administración en general. Publicados en numerosos medios de comunicación, la mayoría de estas denuncias han sido comprobadas como verdaderas. Además, están los procesos que pesan sobre los empleados de administraciones anteriores, donde hay incluso una acusación que van desde tráfico de autos vía consulado, hasta la venta de DNI falsos.

A la pregunta sobre cuáles son los proyectos que tienen al asumir el mando, dada estas situaciones, dijo Bobadilla: «Tenemos un gran problema en el sistema operativo. Parte de nuestro proyecto es abrir un sistema en Internet para la obtención de visas y agilización de otros tipos de trámites. Hace poco habilitamos un libro de quejas, donde recibimos quejas sobre todo referentes a la lentitud de los trámites y también porque la gente no entiende muy bien lo que tiene que hacer cuando llega acá».
«Me preocupa mucho la falta de información que hay acá», dijo Bobadilla. «Uno de nuestros proyectos es el de cartografía (sic), para que le sirva de guía a la persona que venga a hacer su trámite”.

Para el miércoles 1, tenemos previsto un encuentro con el Cónsul General en Argentina, el señor Anastasio Medina.

Comentarios

Publicá tu comentario