Consideraciones para el Presupuesto que mejorarán la reforma agraria

En el Proyecto de Presupuesto del gobierno para el INDERT, una parte importante de la reforma agraria es financiada por los beneficiarios de la misma, es decir por los campesinos y campesinas, cuando esa es una responsabilidad y un rol intransferible del estado.

Fuente de imagen: novaparaguay.com

Así, es costeado por los propios beneficiarios, los Servicios personales como Sueldos del personal contratado, subsidio para la salud, bonificaciones y gratificaciones del personal contratado,  una parte de adquisición de tierras, algunos servicios básicos, transporte y almacenaje, pasajes y viáticos, gastos por aseo, mantenimiento y reparaciones, alquileres y derechos, servicios técnicos y profesionales, servicios de capacitación y adiestramiento, textiles y vestuarios, bienes de consumo de oficinas, combustibles y lubricantes, adquisición de equipos de oficina y transferencias corrientes al sector privado.

Todos estos gastos y la adquisición de tierras corresponden a la responsabilidad del estado, por lo que deben ser financiados con recursos provenientes de Fuente 10 que constituyen los recursos del tesoro.

Los recursos provenientes de Fuente 30, que son los recursos institucionales, deben ser invertidos en la reforma agraria, como en la inversión de infraestructuras, construcción de caminos, escuelas, agua potable, centros de salud y su equipamiento, apoyo y capacitación productiva entre otros. Es decir deben imputarse en el punto 3 del Presupuesto de la Entidad, “Presupuesto de Programas de Inversión”. Y dentro de éste, en dos rubros: a) 520 “Construcciones” que tiene un presupuesto de 16.700.000.000, del cual 3.700.000.000 está financiada con Fuente 10 (que debe permanecer en el presupuesto) y 13.000.000.000 está financiada con Fuente 30 y, b) 260 Servicios Técnicos y Profesionales, en menor medida. El rubro 520 “Construcciones” es para construcción de caminos, escuelas, centros de salud, galpones y centros de almacenamientos de granos y depósitos y agua potable. El rubro 260 es para contratación de servicios de capacitación productiva, manejo de recursos naturales y otros.

Todo lo que se refiera al rubro 450 Tierras, Terrenos y Edificaciones (adquisición de tierras) deben tener Fuente 10, que es la fuente segura.

La propuesta para el Presupuesto del rubro 450 Tierras, Terrenos y Edificaciones debe apuntar, como mínimo a reponer el presupuesto que éste tenía en el presupuesto del 2012 y que la totalidad sea financiada con Fuente 10. Esto implica que en lugar de Gs 151.838.692.125, sea de Gs 318.346.715.880. Si a este monto se suma Gs 11.203.204.960 del recurso FIDES, tenemos Gs 329.549.920.840. Por éste monto se podrá adquirir 38.770  hectáreas, que beneficiará a 3.101 familias.

Esto es sólo para que no haya un retroceso de la inversión pública en relación a años anteriores. Una política de estado coherente con la guerra contra la pobreza, debería aumentar considerablemente este presupuesto y el de los distintos ministerios y entes relacionados con el desarrollo de los asentamientos campesinos.

(*) Alberto Alderete, ex Presidente del INDERT y actual Director Ejecutivo de SEIJA, ONG que trabaja por la reforma agraria y el derecho humano a la alimentación.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.