Conflictos estudiantiles y denuncias de persecución en Filosofía UNA

La intención de desanexar la carrera de Trabajo Social motiva el enfrentamiento entre estudiantes y docentes.

Unos campamentos y la pintata de 3 murales organizados por un movimiento de Trabajo Social derivaron en un sumario administrativo, “por no haber sido autorizados”. Los afectados afirman que fueron censurados por las autoridades e incluso por otros estudiantes vinculados al Centro de Estudiantes. Los representantes del Centro niegan su participación y afirman que los afectados no hicieron caso a la advertencia de las autoridades.

trabajo social

Estudiantes y docentes de la carrera de Trabajo Social están divididos por la suerte de la carrera. Imagen: Trabajo Social Blog spot.

Un campamento, un mural, un sumario, la intención de desanexar su carrera de parte algunos estudiantes y docentes de Trabajo Social de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (FFUNA), acusaciones varias entre estudiantes y autoridades; son algunos temas que hoy saltan desde las redes sociales y correos electrónicos, que tienen como protagonista a la histórica casa de estudio.

El origen de esto, un grupo de estudiantes busca dejar de pertenecer a la FFUNA, independizarse. Este mismo grupo organizó un campamento estudiantil que culminó con la pintata de un mural. Ninguna de las dos acciones las aprobó el decanato. Lo primero, argumentando que no había forma de resguardar la seguridad de los estudiantes, ni de la casa de estudio, “porque no hay guardias las 24 horas”. El campamento duraba toda la madrugada.

En la FFUNA existe por hoy una situación sintomática, que encuentra asidero en la intolerancia de las autoridades de dicha facultad – dice uno de los entrevistados – “hacia unos campamentos organizados por un sector del estudiantado y no por otro, hacia un mural pintado que refleja su pensamiento y no del otro y hacia una reivindicación de respeto a las luchas contra la injusticia y la autonomía, que no es competencia de la “mayoría”, sino de una minoría llamada Movimiento Universitario Popular – Trabajo Social (MUP-TS)”.

“Las autoridades junto con el apoyo del presidente del Centro de Estudiantes (CE) y la Representación Estudiantil (RE) están de acuerdo con descabezar todo tipo de emprendimiento estudiantil distinto a los que ellos aconsejen”, según palabras de Romilio González, estudiante de Trabajo Social y miembro del Movimiento Universitario Popular de Trabajo Social (MUP-TS).

Esta aglutinación plantea desanexarse de Filosofía, pero dentro del marco de la democracia y la autonomía, teniendo como plataforma para la discusión al Consejo de Delegados de la Carrera, afirma.

Cabe recordar que la carrera de Trabajo Social pasó de 2004, cuando dependía de Medicina, a formar parte física y administrativamente de la Facultad de Filosofía UNA.

Para quienes piensan como Romilio, la gota que colmó el vaso fue el hecho de que por tercera vez consecutiva le hayan borrado un mural que hicieran ínterin a sus campamentos en la FFUNA, por parte primero y en dos ocasiones a cargo de las autoridades del decanato, y una tercer vez, y esta muy preocupante para los afectados, borrada por los propios estudiantes por instigación del Centro de Estudiantes y la Representación Estudiantil de la casa de estudios que responden al Movimiento por la Revolución Estudiantil (MRE), comenta. Además hoy cargan con la presión de ser sumariados por las autoridades por no hacer caso al “consejo” de no realizar las actividades en el predio de Ita Pyta Punta.

El sumario

El primer mural borrado por las autoridades.

Tanto el Centro de Estudiantes (CE) y la Representación Estudiantil (RE) sostienen que los que son pasibles de sanción no hicieron caso a la advertencia de las autoridades. Se cree que son 15 personas entre docentes y alumnos los que se verían perjudicados de darse la sanción. El presidente del CE, Héctor Sánchez, dijo que están abiertos a ayudar dentro de sus posibilidades a quiénes se vean envueltos en este tema.

Sánchez, niega que el Centro de Estudiantes y el MRE hayan impulsado la destrucción del mural pintado por los estudiantes del MUP de Trabajo Social. Afirma que los que hicieron dicho acto fueron estudiantes que estaban en contra de la desanexión de la carrera, es decir, dejar de pertenecer a Filosofía. El MUP está por la desanexión.

El decanato y los estudiantes que borraron el mural, lo habrían hecho argumentando que  realizaron el campamento sin autorización del Decanato, y fueron en contra de la “institucionalidad”. Los afectados los acusan de autoritarios e intolerantes.

El tercer mural de la discordia.

El tercer mural de la discordia.

El titular del CEFFUNA mientras tanto sostiene “que aquéllos estudiantes que se llenan la boca de democracia son los que objetan que un instrumento democrático como el Referéndum sea utilizado”.

Este lunes 10 de octubre se realizó el mencionado acto organizado por un movimiento estudiantil, por el sí o por el no a que Trabajo Social siga perteneciendo a Filosofía. El resultado fue de 145 a 14 a favor del no.

Para Romilio González, sin embargo, un Referéndum que se da en medio de persecuciones hacia quienes piensan distinto es impracticable, sumado a que este no estará a cargo de un Tribunal Estudiantil Independiente (TEI) “puesto que fue consensuado por un Consejo Estudiantil Anti-desanexión que le resta credibilidad al tender al voto”. Sostienen que esta situación rebasa el ámbito de la Facultad hasta convertirse a un tema que atañe a los Derechos Humanos.

Los argumentos de la desanexión

Para Adriana Valdez, Representante Estudiantil perteneciente al MRE, la desanexión de Trabajo Social no es el camino a seguir puesto que perjudicaría tanto en la enseñanza como en lo laboral. A su vez sostuvo que el sumario a sus compañeros es una “cuestión institucional” y que la ley debe ser aplicada a todos “porque no puede hacer la vista gorda a lo que la mayoría pide”.

En tanto que para Héctor “Tito” Sánchez, también del MRE, la propuesta de desanexión por parte de los estudiantes interesados de Trabajo Social en hacerlo, es una “porquería”, puesto que sumado a que no saben dónde ir, los docentes y estudiantes que le “quieren llenar la cabeza” a los otros son sólo unos cuantos. También la desanexión provocaría un deterioro en la propia categoría que perderá Trabajo Social como carrera universitaria, al pasar a ser parte de un instituto.

Para Romilio afirma que piden la desanexión porque necesitan renovar el curriculum y la orientación profesional de la carrera, algo más acorde a la situación actual nacional y latinoamericano. Que tenga más un enfoque a las ciencias sociales, que fomente profesionales con pensamiento crítico en su formación. Afirma que arrastan un curriculum que debía modificarse hace años. En síntesis, quieren autonomía académica, científica y administrativa. También acotó que no se perderá estatus.

El mural siendo borrado por otros estudiantes.

El estudiante de Trabajo Social también afirmó que los del MRE “tienen intereses económicos y políticos detrás de esto. Ellos dieron la posibilidad de que la decana María Angélica González de Lezcano fuera reelecta por 5 años más. También manejan las becas, la asistencias y otros”, sentenció.

“El voto mayoritario en el Referéndum para la reelección SI o NO de la decana fue una decisión de la mayoría de los compañeros. Ganó por un margen de 1200 a 200 aproximadamente, y se dio en las 7 sedes de Filosofía, algo inédito”, responde el presidente del CEFFUNA.

A todo esto, la Representante Estudiantil Adriana Valdez agregó que el Referéndum por la desanexión o no de Trabajo Social de Filosofía UNA tuvo todas las garantías, y que el voto es el que decide. “Ese resultado es el que iremos a defender ante el Consejo Directivo, donde aunque sólo seamos tres, haremos pesar lo que determine la mayoría”.

Posibilidades

Romilio González afirmó que este martes 11 de octubre por la noche, el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía aprobó una autorización para que la Decana haga curso al proceso de desanexión de Trabajo Social. Así les dio a conocer el representante docente del Consejo Julián Chaparro. Sin embargo, se desconocen más informaciones hasta el momento sobre las implicancias de la resolución. También se habría aprobado los sumarios a estudiantes y docentes que organizaron los campamentos.

Comentarios

Publicá tu comentario