Confederaciones obreras realizaron “jornada de fiesta y movilización social”

Como culminación del Congreso Unitario Sindical, Campesino y Social realizado el pasado martes en la Asociación de Funcionarios del IPS, distintas organizaciones de trabajadores de Paraguay y el continente realizaron una multitudinaria marcha, de la que participaron unas 6.000 personas, que calificaron como una “jornada de fiesta y movilización social”.

Vista desde el escenario de parte de la concurrencia que participó de la concentración frente al Congreso.

El Congreso fue convocado por la CUT A, la CNT, el Frente Social y Sindical, y la Coordinadora de Organizaciones Sociales e Indígenas del Paraguay (COSIP).

Las columnas partieron de la Plaza Italia y recorrieron varias calles céntricas antes de llegar a la plaza ubicada frente al Congreso, donde intervinieron oradores de los distintos sindicatos y delegaciones extranjeras que participaron del encuentro. La principal consigna que unificó a los manifestantes fue el rechazo a las políticas privatistas promovidas por el gobierno de Horacio Cartes y la defensa de los bienes públicos. Los presentes remarcaron que el 4 de setiembre quede grabado como fecha símbolo de la unidad de todos los sectores trabajadores y como día de “fiesta y movilización social”.

Antes de llegar a la plaza, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Telecomunicaciones (Sinattel) se dirigió hasta la sede la Conatel a fin de presentar al titular de la entidad, Eduardo Neri Martínez, un documento en que piden, entre otras cosas, un sumario técnico y administrativo a las telefónicas privadas que realizan interferencias a las señales de Vox y Copaco, provocando y cortes y mala señal para captar más clientes mediante este saboteo, según denunciaron.

En tanto, los representantes de organizaciones campesinas recordaron a los 131 muertos que cayeron en la lucha por la tierra desde la llamada transición democrática. En este sentido apuntaron a la reedición del Plan Colombia que se está llevando a cabo en nuestro país, con la militarización como principal medida, bajo la excusa de la amenaza terrorista, pero que finalmente no es más que un amedrentamiento y persecución contra los ciudadanos no alineados al gobierno.

Asimismo, se trajo a colación que antes de cumplir un mes en el poder, Cartes ya está olvidando al pueblo para privilegiar a los empresarios y entregarles los bienes y riquezas de la nación. Entre estos se mencionó principalmente la hidroelectricidad y la privatización encubierta que se quiere llevar a cabo con el llamado “Marco Regulatorio del Sistema Eléctrico”, que en términos más exactos implica una desregulación, denunciaron.

“Esta es la respuesta de Cartes y su grupo de stronistas. Este es el nuevo rumbo”, afirmó Vidalia Benítez, una de las presentadoras del evento.

En tanto, los trabajadores del Ministerio de Salud Pública señalaron la paradoja de que, siendo funcionarios del sector sanitario, no cuentan con cobertura del Instituto de Previsión Social (IPS) y que el actual presidente del Senado, Julio César Velázquez, les quitó la bonificación familiar.

Entre las delegaciones extranjeras intervinieron oradores de Argentina, Chile, Venezuela, Brasil y EE.UU. Jana Silverman, de la AFL-CIO de EE.UU., refirió que “solo con la unidad de los sectores sindicales y populares en pos de la libertad sindical y los derechos laborales, se podrá gozar de los derechos humanos”.

“Por un Paraguay con justicia social, Cartes debe escuchar la voz del pueblo”, dijo, por su parte, Andrés Larisgoitia, de la Central de Trabajadores de la Argentina.

Todas las voces
Un momento especial fue el dedicado a los choferes despedidos de la Línea 30, quienes hace casi un mes se encuentran crucificados en reclamo de la reincorporación a sus puestos de trabajo. El secretario general de la Federación Paraguaya de Trabajadores de Transporte Terrestre (Fepatrat), Juan Villalba, acusó al senador Óscar González Daher de proteger al dueño de la empresa, Justo Martínez Noguera.

La multitudinaria marcha a su paso por la avenida Azara.

“Los empresarios solo quieren cobrar subsidios y no les importa el bienestar de los trabajadores”, aseveró una de las oradoras.
También estuvieron presentes los sectores estudiantiles, que reclamaron un sistema educativo con sentido social y rechazaron la Ley de Educación Superior (LES), al que se señala de abrir el camino a la privatización y el endeudamiento con los llamados créditos estudiantiles. “Por UNA educación liberadora”, se leía en una de las banderas de los estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) al lado de otros carteles que pedían la implementación de un impuesto a la exportación de granos.

Se destacaron, asimismo, leyendas alusivas a la lucha de los campesinos de Curuguaty que reivindican las tierras de Marina Cue, así como el homenaje a los caídos en la masacre del 15 de junio de 2012.

Por su parte, una representante de una comunidad indígena de Santa Rosa expresó que “ahora se habla de privatizaciones, pero las tierras, el agua y el monte hace tiempo están privatizados por el golpe de las estancias”. También criticó que las autoridades digan que el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) debe estar por un lado y las organizaciones campesinas por otro. “Pero nosotros nos creemos ciudadanos paraguayos. Jajomoirû va’erã (debemos unirnos)”, exhortó.

Finalmente, los emisarios de las organizaciones que se reunieron con los presidentes de los poderes Ejecutivo, Horacio Cartes; Legislativo, Julio César Velásquez, y Judicial, Antonio Fretes, anunciaron a la concurrencia que se acordó la conformación de una mesa de trabajo para tratar los puntos planteados en el documento del Congreso.

Estos se refieren a la resolución del conflicto de los choferes de la Línea 30; la suspensión de las privatizaciones y el cese de los despidos de los funcionarios públicos; un modelo de Estado que intervenga para garantizar salud educación y vivienda; una política impositiva que contemple el impuesto a la exportación de granos, el impuesto a la concentración de la tierra y, por último, una reforma agraria integral.

Comentarios

Publicá tu comentario