Conamuri trata de calumniosas las acusaciones del Indert

Organización de mujeres aclara que los 180 millones de guaraníes que recibieron fueron empleados en 25 huertas comunitarias en 10 departamentos del país y que ese monto no estaba previsto para un solo proyecto.

Magui Balbuena desafió al gobierno a investigue los negociados del MAG que involucran a grandes empresarios. Foto: Conamuri.

Magui Balbuena desafió al gobierno a investigue los negociados del MAG que involucran a grandes empresarios. Foto: Conamuri.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri) dijo respecto a las denuncias del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), sobre supuesta mala utilización de recursos del Fondo de Inversiones Rurales para el Desarrollo Sostenible (Fides) entregados entre 2011 y 2013, que se trata de una calumnia y un claro hecho de persecución contra las organizaciones campesinas.

“Es una terrible calumnia y una persecución a las organizaciones campesinas. Nosotras rendimos totalmente los proyectos que realizamos y anexamos todos los documentos”, expresó Magui Balbuena, representante de la organización.

Respecto a las publicaciones periodísticas que señalan que unos 180 millones de guaraníes debían ser destinados a un comité de Yasy Cañy, departamento de Canindeyú, pero cuyos supuestos beneficiarios niegan haber recibido la ayuda, dijo que en efecto parte de la ayuda estaba prevista para dicho comité, pero que este se desintegró con el viaje de su presidenta al exterior, por lo que en esas condiciones no podían entregar la asistencia pública. Por ello se vieron obligadas a redireccionar la ayuda para una comunidad indígena cercana, llamada Vy’a Renda.

Balbuena también explicó que los 180 millones de guaraníes no eran para un solo proyecto, sino que en principio debían ser utilizados para montar 16 huertas comunitarias, pero que finalmente buscando precios más convenientes y racionalizando los recursos se pudieron concretar 25 huertas comunitarias en 11 departamentos, más la huerta experimental Semilla Róga, que es un proyecto nacional.

La lideresa campesina subrayó que ya acercaron todos los documentos a la institución, por lo que acusó que esta campaña desatada por el titular del ente agrario, Justo Cárdenas, forma parte del “rumbo de desgracia que desata una persecución contra las organizaciones”.

En un comunicado emitido por la organización, refieren que cuentan con la nota N° 88/12 firmada el 1 de octubre de 2012 por el entonces encargado de la Gerencia de Administración y Finanzas del Indert, Lic. Arturo Iván Bogado Miranda, que es una constancia institucional de cumplimiento de rendición de cuentas, según la cual: “El Departamento de Control y Seguimiento informa que dicha entidad ha dado cumplimiento a la rendición de cuentas, no presentando ninguna observación”.

Balbuena también desafió al gobierno a que si realmente está interesado en combatir la corrupción que investigue los negociados que se cometen en el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y que involucran a grandes empresarios.

Comentarios

Publicá tu comentario