Conamuri califica a Franco de “presidente transgénico”

“Él -Franco- sabrá hacerse hoy del sordo y del ciego, pero la historia no olvidará el nombre de quien, en la memoria colectiva, pasará a ser “el presidente transgénico”, dice el comunicado ante el inaudito acto del presidente de interrumpir una misa para defender las semillas transgénicas. 

Mujeres de Conamuri en un encuentro de debate. Fuente: biodiversidadla.org

La Coordinadora de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri), al pronunciarse sobre el episodio de la interrupción de  la homilía oficiada por el  monseñor Mario Melanio Medina, el jueves pasado  en Villa Florida, por parte del jefe de Estado para defender su medida de autorizar la utilización de semillas transgénicas, reiteró que el cultivo de los transfénicos trae consecuencias negativas para la salud, el medio ambiente y la economia agraria del país.

En el documento denominado “Defendiendo la vida contra las políticas de muerte”, la organización señala que “en nuestro país existen, según estimaciones, 350 mil campesinos y campesinas sin tierra, cantidad en riesgo de aumentar a medida que las plantaciones transgénicas vayan desplazando, sin misericordia, a las comunidades rurales”.

Indica también: “El mandatario del golpe desafió al obispo a que le presentara pruebas ciertas sobre los peligros transgénicos. Él sabrá qué intereses tan grandes lo mueven hasta el punto de animarse con tanta temeridad a semejante reto. Él sabrá cómo lidiar con su consciencia el día de mañana, cuando ya no haya tierra fértil para sus nietos, ya no haya cauces ni bosques ni nada de vida en las entrañas de su patria”, expresa Conamuri. Y añade: “Él -Franco- sabrá hacerse hoy del sordo y del ciego, pero la historia no olvidará el nombre de quien, en la memoria colectiva, pasará a ser “el presidente transgénico”.

El pronunciamiento sigue manifestando que “basta con recorrer las comunidades rodeadas de cultivos de soja en los departamentos de Itapúa, Alto Paraná o Canindeyú, para entender por qué proliferan los enfermos de cáncer, por qué tantas mujeres paren niños deformes o por qué otras tantas abortan y no necesariamente por un acto de voluntad. Solo es abrir los ojos y entender la relación de estos hechos con la realidad de los transgénicos; pero por si acaso esto a Federico Franco no le bastase, puede bien remitirse a estudios científicos que demuestran la peligrosidad de los productos que, Monsanto a la cabeza, se generan en el mundo”.

Comentarios

Publicá tu comentario