Con varias críticas y sin participación del MEC el Congreso hace obligatorio el inglés en las escuelas

Hay docentes en huelga que reclaman falta de presupuesto en salarios y jubilación, sin embargo los congresistas abultan el déficit sin especificar cómo cubrirán nuevo rubro. Karina Rodríguez consideró hipócrita aprobar el proyecto “cuando el estamento no se hace eco de los reclamos del sector docente”.

El Proyecto de Ley «Que implementa el idioma inglés en la malla curricular de la educación pública desde el preescolar hasta el tercero de la media», aprobado por la Cámara de Senadores, también tuvo eco favorable en Diputados. Así, el documento quedó sancionado y a disposición del Poder Ejecutivo, para su promulgación o veto.

Este punto del orden del día fue ampliamente debatido por los legisladores luego de que el diputado Víctor Ríos (PLRA-Ñembucú), presidente de la Comisión de Educación, diera a conocer el dictamen de rechazo del estamento a su cargo.

La diputada Olga Ferreira (PPQ-Capital), se sumó a esa intención al señalar que «el proyecto fue elaborado sin hacer ninguna consulta con la cartera de Educación y Cultura».

Añadió que «no hay que imponer el estudio del inglés por iniciativa legislativa; tiene que venir por una política educativa».

Mencionó el impacto presupuestario que traería la Ley, al manifestar su postura contraria.

Mario Cáceres (ANR-Itapúa), defendió el proyecto asegurando que «es necesario dar uno, dos y más pasos adelante, en la educación. Se impone aprobar esto para la malla curricular de las escuelas», sentenció.

A su turno, el legislador José María Ibáñez (ANR-Central), ponderó la necesidad de aprobar el documento, «si queremos darle competitividad al país». Sostuvo, igualmente, que era necesario establecer estándares para la educación desde la propia legislación nacional.

Sobre la cuestión presupuestaria, el congresista pidió tener en cuenta los recursos provenientes del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide).

A la moción de aprobar el documento, se sumaron los diputados Enrique Buzarquis (PLRA-Caaguazú); y Sergio Rojas (PLRA-Central).

Finalmente, antes de pasar al estadio de votación, también sentó postura la diputada Karina Rodríguez (AP-Capital). «Preocuparse por la educación es preocuparse por todo y por todos. Considero hipócrita, aprobar este proyecto con el argumento de que es favorable para la educación del país, cuando el estamento no se hace eco de los reclamos del sector docente (reivindicaciones). Pido coherencia al plenario», dijo, al adelantar su voto por el rechazo.

El tema quedó aprobado en general y durante el estudio en particular, se puso énfasis en que el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), deberá coordinar los mecanismos para la implementación gradual de la Ley, que entrará en vigencia a partir de los 3 años de su promulgación.

Pasa al Poder Ejecutivo.

Comentarios

Publicá tu comentario