Con gran dolor se despide al maestro Remigio Pereira

“Con muy profundo pesar participamos a toda la comunidad educativa del fallecimiento del M° Remigio Pereira Pintos, docente y fundador del Conservatorio Nacional de Música, formador de numerosos estudiantes del área de Vientos”, expresó el Conservatorio Nacional de Música (Conamu) al dar a conocer la triste noticia en la mañana del 8/3.

Tenía 60 años y no pudo superar las complicaciones de un cuadro de Covid-19 contra el que peleaba en una sala de terapia intensiva del Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS).

Es velado en su casa del barrio Las Colinas de Loma Pytå, en las calles Ernesto Báez esquina Néstor Romero Valdovinos.

El sepelio será el 9/3 a las 11.00 en Cementerio del Este y habrá un gran concierto de sus alumnos, colegas y amigos músicos, anunció su hermana, la periodista Celsa Pereira.

Así lo recordaron músicos y artistas.

Yenia Rivarola, cantautora.

Le busqué, le llamé, le invité. Y esperé. Soñaba despierta que toque en mi disco. Y no venía. Y no podía. Y no se dejaba encontrar. («Es un pescado,» me explicó un bajista). Yo tenía que terminar la grabación y viajar. Pero a él le esperaría hasta el último segundo.

Y una mañana de sol, armada de coraje y esperanza, bajé por Yegros a Presidente Franco y ahí intercepté al Maestro Remigio Pereira, sentado en la escalera, descansando con un pucho entre sus horas de clase en el Conservatorio Nacional.

Con esa su cadencia de voz entre suave y rebelde, Pereira me interrogó sobre la onda del disco y, no pareciendo querer tanto, aceptó ir a grabar un lunes el trombón de Febrero y la trompeta de Tan Asunción.

Y así vi sentarse al Maestro ante el micrófono del estudio e improvisar sobre el Febrero que le escribí a mi padre líneas que sólo un trombonista que viene tejiendo polcas en bandas desde niño y que bebe la libertad del jazz desde su juventud podría.

En la trompeta de Tan Asunción, Remigio dejó su blues, su sensualidad; su Punta Karapa de amaneceres ante la Bahía.

Y así fue que el jazzista, trombonista, trompetista, compositor, director y arreglista orquestal, teatrista, profesor, luchador social, idealista y -creo yo- hombre de una sola pieza, me hizo el honor de grabar esas canciones que escribí para el varón y la ciudad que me dieron la vida.

Que en paz descanses Maestro Remigio Pereira. En tu música vivís.

Victor Sebastián Morel, baterista

Gracias por esa pasión inmensa por la música

Gracias por ese compromiso firme en el desarrollo cultural con una visión artística

Gracias por demostrarnos que más allá de la precariedad y la dependencia institucional el compromiso y la pasión crean un impacto colectivo atravez de creer en uno mismo cómo tocar una sola nota que resuena sobre toda la música.

Gracias por demostrarnos que podemos traspasar fronteras más allá del apoyo.

Gracias por influir a través del jazz en todas las formas musicales, y disciplinas artísticas, y ser un referente en cada una de ellas.

Gracias por ponerle cuerpo y alma a interpretar la música de una manera única sin importar, el lugar, el estilo o junto a quien.

Cuando se va un Héroe Nacional, un guerrero romántico de estas dimensiones en la tradición y cultura del swing desde lo más profundo de new Orleans hasta punta karapa, más que luto hay celebración por la vida y obra que nos deja, que crean un impacto profundo e inmedible dentro del espacio y tiempo.

Remigio Pereira Pintos Vive

el Swing Sigue!

Rocío Robledo Coronel, cantautora

Me pregunto si se fue tranquilo, si en algún momento dudó acerca de todo el legado que nos deja, y de la inmensidad de su aporte para la música y cultura de este país.

Remigio no sólo era un gran músico, sino una persona de corazón inmenso, de sensibilidad y empatía con los dolores y precariedades de esta tierra que nos toca habitar.

Fui convocada muchas veces por él y su liderazgo. Me decía que ya era tiempo de que nosotros los mas jóvenes tomáramos la posta y que teníamos que luchar por lo nuestro, por dignificar nuestra labor de artistas y creadores.

Me quedan las charlas, sus consejos y el compromiso que siempre tuvo para abrir caminos.

¡Vuela alto maestro! Remigio Pereira Pintos

Fuiste y serás siempre un ejemplo a seguir

Germán Lema, pianista y compositor

Me acabo de enterar del fallecimiento de Remigio Pereira, gran músico paraguayo y referente importantísimo no sólo en su país sino en toda la región.

Para mí, una persona que contribuyó muchísimo a mi formación. Recuerdo ir a verlo tocar a cada barcito de Asunción donde se presentara y pedirle siempre que tocara «‘Round Midnight», a lo que accedía poniendo cara de «qué hinchapelotas este curepa».

Tipo generoso como pocos, a principios de los noventa solía caer de visita en la casa de Kucky Rey, mi profesor de ese entonces, y colgarse horas a tocar conmigo y tirarme data que yo apenas lograba comprender.

Casi dos décadas después, tuve el honor de compartir conciertos y grabaciones y seguir aprendiendo de él en cada charla.

Es difícil imaginarse qué hubiera sido del ambiente musical paraguayo sin él y su enorme contribución tanto al jazz, como al folclore y al lenguaje sinfónico.

Respeto.

Moncho Azuaga, poeta y director teatral

Remigio Trombón (Adiós al amigo)

Silencio.

La tristeza sube del rio

Y el dolor es un cielo gris

en el corazón de Punta Karapâ.

Sangra la memoria

en los senderos torcidos,

allá en la Chacarita,

Cruza el aire el intimo trombón

de José Asunción.

y llora en secreto un viejo rabel.

Remigio, dicen, don Arturo ra’y,

hecho sombra, ha pasado silbando

su última canción.

Un ángel moreno- dicen-

parecido a Don Cubilla,

chacariteño de tradición,

precisa para una polka paraguaya

al mejor trombón del lugar

Habrá función,

jeroky ymâ,

Es por eso que Remigio,

anoche se fue, nomas

silbando,

para siempre, de Punta Karapâ.

Escuchen, camaradas ,

Ani pende rasê

allá arriba,

arriba de Punta Karapâ,

más arriba,

suena el trombón

alegre,

su rebelde son.:

Es Remigio Pereira,

y es la bandita koygua.

Es Arturo y su proclama

de patriótica redención.

Raquel Rojas, autora y directora teatral

Remigio Pereira y el Teatro.

Actores, actrices, dirección, administración, técnicos y difusores con profundo pesar participan del fallecimiento de quien fuera el creador y director musical de casi todas las obras puestas en escena por El Camarín desde el año 2000 de su creación .

Remigio Pereira en su condición de músico, instrumentista y compositor realizó las composiciones musicales las obras teatrales de El Camarín, siendo algunas de ellas, históricas como «Pancha y Elisa» de Augusto Roa Bastos interpretada por la OSN en su estreno en el Teatro Municipal con gran elenco de actores y actrices; «Facunda desterrada» de Fernando Arrabal puesta en escena en el 2011 por El Camarin; realizo la recuperación y transcripción de las dos versiones escénicas de «Flores en Punta Karapa» y «Flores para Flores» de Raquel Rojas en el Teatro Municipal y luego asesoró la versión de Podcast «Flores y guaranias» que se difunde en estas fechas por el dia Internacional de la mujer; Remigio Pereira hizo los arreglos de la obra y dirigió la orquesta en vivo de «Vinicius , una pasion » por los 50 años de la bossa nova encargada al Camarín y Raquel Rojas por la Embajada del Brasil .

Remigio Pereira, como compositor de obras teatrales musicalizo la obra «Mujeres que robaron el fuego «obra sobre los Ayoreos de Raquel Rojas que obtuvo el Premio Arturo Alsina organizado por el Teatro Arlequin en el año 2003 . La música de danza teatro fue de Remigio Pereira. Escribió la partitura musical de la obra de Dario Fo que obtuviera el Premio Moliere de la Embajada Francesa «NdajapagamoaI» .

De la versión de las tres versiones de la obra de Franca Rame para mujeres actrices llevadas a escena con el El Camarin ; «Amor con humor se paga» con la Embajada de Italia, «Mujeres de Cama, mesa y tupa o » con el Fondec, y » Tengamos sexo en paz » con los Fondos municipales. Estas obras todas con un estilo jazz fusión cabaret.

Remigio por tradición familiar hijos de una familia de músicos, hijo de Arturo Pereira tenía el teatro y la música en la sangre.

Tuvo una excelente formación en la musica sinfónica pues fue durante muchos años el arreglista y compositor de la Orquesta Sinfónica Nacional y antes instrumentista de la OSCA de Asuncion y por su vocación jazzista fue uno de los impulsores del Jazz y fusion con Palito Miranda en el ambiente musical jazzistico e incluso rockero.

Remigio Pereira podía abordar todos los estilos y lenguajes musicales, desestructuralos y volverlos a armar con una nueva armonización y belleza, por lo que la música contemporánea no le era extraña.

La música y el teatro perdimos a uno de los creadores mas prolíficos y formados que existían en el Paraguay cultural por lo que las esperanzas de renovación de la música paraguaya y la escena contemporánea musical en teatro, llora por la perdida de su esperanza más cierta para renovar las artes escénicas y la por que no, la vida con alegría, en este triste y castigado país.

Comentarios