Con efectividad y en tiempo record capturan a los que le robaron 2 vacas a Cartes

En Amambay. Se armó una comitiva fiscal policial de investigación que dio con los presuntos autores en 6 días. Mientras, la mafia mata a plena luz del día. Ayer fue asesinado el periodista Fausto Alcaráz. Hace más de un año, le tocó al comunicador Carlos Artaza, cuyo crimen sigue sin justicia.

Horacio Cartes. Foto: Presidencia.

Horacio Cartes. Foto: Presidencia.

El pasado viernes 9 de mayo se robaron 2 vacas “de pelaje rojo con blanco, de la raza Bradford – Carimbo 2”, del establecimiento ganadero J.P. (Juan Pablo), propiedad de la Ganadera Sofía S.A., ubicada en el Departamento de Amambay. La estancia pertenece al presidente de la república Horacio Cartes.

Ante esto, se armó una comitiva fiscal policial que investigó el hecho. El jueves pasado fueron capturados los presuntos abigeos en un establecimiento ganadero “sin nombre”, ubicado en la Colonia Jatebu’i, el cual fue allanado. Fueron detenidos el paraguayo Carlos Ariel Ferreira González y el brasileño José Carlos Bernardes, este último propietario del lugar. El primero trabajaba en el Establecimiento Juan Pablo. La fiscal Mirta Rodríguez y personal de subcomisaría de Colonia Fortuna encontraron enterrados en el establecimiento los presuntos restos de los animales robados.

“La detención de estas personas es muy importante, pues el objetivo es realizar una buena investigación y desbaratar las gavillas dedicadas a este flagelo”, expresó el comisario Juan Fernández a la radio Amambay 570 am.

Sicariato aumenta y crimenes no se resuelven

Alcaráz fue acribillado frente a su vivienda. Foto: Pedro Juan Digital.

Alcaráz fue acribillado frente a su vivienda. Foto: Pedro Juan Digital.

La “operación” por las dos vacas del presidente de la república se ejecutó en tiempo record. Mientras, se recrucen los crímenes perpetrados por el sicariato y vinculados a las mafias del narcotráfico, sin mayores resultados por parte de la fiscalía y la policía. Ayer fue asesinado el periodista Fausto Alcaráz, quien venía denunciando a capos del narco de la zona.

El senador Robert Acevedo, propietario de radio Amambay, donde trabajaba Alcaráz, se despachó contras las autoridades policiales a quienes acusa de estar bajo la tutela de los narcos.

El 25 de abril del 2013, fue asesinado el también periodista Carlos Artaza. La policía y la fiscalía no tenían ningún detenido a los seis meses del crimen. Posteriormente, se basaron en las declaraciones de un supuesto testigo que responsabilizaba al senador Acevedo como autor moral, e identificaba a los autores materiales. Se realizaron detenciones de los presuntos culpables, pero finalmente las acusaciones del «testigo» no pudieron ser sostenidas. En marzo pasado, Eder Gabriel Denis, uno de los presuntos sicarios tuvo que ser liberado tras 10 meses de prisión, por no haber ningún elemento que lo involucre. El otro detenido, Richard Raúl Benítez, estaría corriendo la misma suerte.

El caso Artaza apunta nuevamente a quedar sin culpables morales y materiales sentenciados, al igual que el caso de otros periodistas que fueron víctimas de la mafia, como Santiago Leguizamón.

Pero los periodistas no son las únicas víctimas del sicariato. En los últimos años se volvió cotidiano ver asesinatos por encargo a plena luz del día en Pedro Juan Caballero y otras ciudades norteñas. A esto hay que sumarle la ola de asesinatos selectivos de dirigentes sociales y campesinos.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.